Seleccionar página

▷ Para qué sirve ir al Psicólogo: ¿Cuándo acudir y pedir ayuda? ▷ 7 Buenas Razones + Beneficios 【Actualizado 2019】

▷ Para qué sirve ir al Psicólogo: ¿Cuándo acudir y pedir ayuda? ▷ 7 Buenas Razones + Beneficios 【Actualizado 2019】

¿Para qué ir al psicólogo? Cuando tenemos un problema, o una dificultad en algún área de nuestra vida, no siempre resulta fácil pedir ayuda, principalmente porque a veces se aprecia como una debilidad o un fracaso.

A eso se le suma que solicitar la ayuda de un psicólogo conlleva aceptar ciertos estereotipos que lo relacionan con que existe o hay algún problema de salud mental.

No obstante, esto, pedir ayuda realmente significa un acto de madurez y coraje.

Y es que realmente no tiene sentido soportar un dolor emocional si con la ayuda y el apoyo de un psicólogo se puede resolver.

A veces ante alguna dificultad como una ruptura amorosa o un nuevo reto como comenzar en un nuevo trabajo, se piensa que el paso del tiempo lo “arreglara todo”…

Sin embargo las emociones que son reprimidas, tarde o temprano salen a la luz y cuando se conjugan con ciertas condiciones, explotan y generan crisis, siendo un obstáculo para sentirse bien y dañando las relaciones interpersonales, y las actividades cotidianas.

La labor del psicólogo no es resolver tus problemas sino darte herramientas y ayudarte a que tú mismo o misma puedas encontrar las soluciones.

En este artículo te contaremos cuáles son las razones por las cuales deberías ir a un psicólogo, incluso si no tienes un problema realmente grave, y los beneficios que te reportará y cómo puede mejorar tu calidad de vida.

Creencias erróneas sobre ir a los psicólogos

Creencias erróneas sobre ir a los psicólogos

La imagen que tiene el común de la gente de la psicología hoy en día ha cambiado de la que se tenía no hace tanto tiempo atrás.

Antes se consideraba que quien acudía a un psicólogo tenía problemas mentales graves que solo podían ser resueltos con la ayuda de un profesional.

Sin embargo, eso ha cambiado, y hoy se entiende que los psicólogos no solo están para ayudar a quienes tienen trastornos mentales graves, sino que además pueden ser de mucha utilidad para otras personas que simplemente necesitan afrontar nuevos retos o resolver algún problema del pasado que los aqueja.

Y es que, aunque muchas veces no se tenga un problema realmente grave, el apoyo y la ayuda de un psicólogo, puede permitir transitar y sortear esas situaciones que nos angustian y que no nos dejan sentirnos plenos, con mayor eficacia y que sean un proceso menos traumático.

Afortunadamente hoy en día son más las personas que deciden buscar la ayuda de un terapeuta para tratar problemas más “mundanos”, como mejorar las relaciones personales, el estrés y los problemas laborales, los temas familiares y de convivencia, etc.

Que si bien son problemas cotidianos, pueden hacernos sufrir e impedir que tengamos una vida plena.

Algunas creencias erróneas que muchas personas tienen sobre ir al psicólogo son:

  • Creer que hacer terapia psicológica es sinónimo de “estar loco”.
  • Creer que no es necesaria la ayuda de un psicólogo porque el “tiempo lo cura todo”.
  • Creer que los sentimientos y preocupaciones deben ser “guardados” y se debe aprender a vivir con ellos.
  • Creer que si no hay un malestar físico no es necesario buscar ayuda.
  • Creer que si se pide ayuda se estará siendo “débil”.
  • Pensar que hacer terapia psicológica no puede ayudarles porque no se consideran “locos”.
  • Etc.

Estás creencias no solo son erróneas, sino que además pueden infringir y profundizar el daño emocional que la persona experimenta.

Pedir ayuda es una decisión valiente y la psicoterapia puede ser una gran herramienta para ayudar a las personas a volverse más fuertes e independientes emocionalmente, dándole herramientas para sobrellevar y superar mejor las situaciones complicadas del día a día.

Si este es tu caso y te encuentras en España puedes buscar la ayuda de psicólogos navalcarnero que te apoyarán para sentirte mejor y superar cualquier obstáculo de tu vida cotidiana.

¿Qué hacen los psicólogos?

Qué hacen los psicólogos

La labor del psicólogo puede ser variada, y en general puede tener diversos tipos de pacientes con diferentes tipos de problemas.

Algunas personas buscan la ayuda de un psicólogo porque han sufrido una pérdida de algún tipo, otras porque se sienten deprimidas, otras porque necesitan ayuda para adaptarse a un nuevo empleo y/o situación laboral, en otros casos puede que se necesite a superar alguna adicción, etc.

Las opciones son muchas, pero en todos los casos la labor del terapeuta consiste en ayudar a las personas a encontrar las herramientas y las habilidades para sentirse mejor y más plenas, y eliminar aquellos obstáculos que le impiden ser feliz y alcanzar sus metas y objetivos.

Además, los psicólogos están capacitados para realizar pruebas y evaluaciones, tanto para diagnosticar alguna enfermedad o trastorno como para evaluar las destrezas intelectuales y las debilidades y fortalezas cognitivas, como así también las preferencias vocacionales y/o el funcionamiento neuropsicológico de la persona.

De este modo los psicólogos pueden realizar tanto tratamiento psicológico, como los tratamientos psicológicos en móstoles, como así también diversos tipos de evaluaciones y pruebas.

Cómo puede ayudarte un psicólogo

Un psicólogo puede ayudarte de diversas maneras, como ya vimos antes, y siempre se debe basar en técnicas y tratamientos fundamentados en evidencia empírica y métodos científicos que te ayuden a mejorar tu vida y situación particular.

Y si bien hay diferentes tipos de terapias, es la labor del psicólogo elegir la que mejor se adapte al paciente, a sus problemas y a sus características y preferencias, y que crea que le será de mayor utilidad.

La terapia psicológica puede ser aplicada tanto a una persona como a una pareja o incluso a una familia o a un grupo de personas.

Cuando existen ciertos problemas o trastornos mentales, la combinación de la terapia psicológica con medicamentos suele resultar una muy buena opción, siendo para ello necesario coordinar un equipo de trabajo con un médico psiquiatra, que es quien debe recetar los medicamentos.

Cuándo ir al psicólogo

Existen ciertas señales de advertencia que te pueden indicar que es una buena idea consultar con un psicólogo.

Como vimos antes, la psicoterapia te puede ayudar a manejar el estrés, mejorar tu autoestima y tu inseguridad, mejorar también tus habilidades sociales, superar situaciones vitales estresantes y angustiantes como una ruptura de pareja, un duelo, o un cambio de trabajo, entre otras, es decir son muchas las situaciones que te pueden llevar a visitar un psicólogo en busca de ayuda.

A continuación, te contamos las 8 señales más comunes que te pueden indicar que deberías consultar un psicólogo.

En el pasado sufriste algún trauma que aún no puedes superar

Una ruptura de pareja o la muerte de un ser querido, entre otras situaciones similares que impliquen una pérdida, pueden ser razones suficientes para buscar la ayuda de un psicólogo.

Muchas veces solemos pensar que el malestar y la angustia natural ante estas situaciones se irá con el tiempo, sin embargo, no siempre resulta así.

De modo que estos traumas del pasado pueden llevar a la persona a aislarse y sentirse cada vez peor si no son tratados y resueltos.

Si te das cuenta que esta situación está afectando tu vida cotidiana es importante que busques el apoyo de un psicólogo, que te ayude a asimilar lo sucedido y superarlo de la mejor manera posible, de modo que no te siga afectando negativamente, y la situación no empeore.

En algunos casos, también puede suceder que, ante estos eventos traumáticos, la persona adopte una actitud maniaca y en vez de aislarse pueda tender a salir demasiado con amigos o tener actitudes temerarias que pongan en riesgo su vida, y/o alterar su capacidad de dormir, en cuyos casos también es una buena idea consultar con un profesional.

Dejas de tener interés por las actividades que antes disfrutabas

Un síntoma de que algo no anda bien es que no seas capaz de disfrutar actividades que antes te agradaban, como ver a tus amigos, ir a tus lugares favoritos, salir a pasear, etc.

En general si te sientes con una sensación de desilusión y falta de interés por actividades que te agradaba realizar antes, consultar con un psicólogo puede ser una buena idea antes de que el problema sea más grave, de modo que puedas volver a conectarte con tus emociones y bienestar.

Te sientes mal en el día a día

A veces algún problema puede llevarnos a sentirnos descontentos o desalentados en el día a día, y puede que esto perjudique nuestro funcionamiento en el trabajo, en la escuela o en otros espacios en los que nos desenvolvemos.

Podemos notar que nuestra atención está dispersa, y nuestro entusiasmo ha desaparecido, tal vez se evite la interacción con los amigos o compañeros de trabajo, y se tenga un sentimiento general de tristeza, en cuyo caso es imperante buscar el apoyo psicológico que nos permita recuperar nuestro optimismo y nuestra voluntad, sobre todo si esto persiste por varias semanas.

Sufres de dolores de cabeza o de estómago recurrentes y/o bajas defensas sin explicación médica aparente

Los problemas emocionales muchas veces se manifiestan en el cuerpo de diferentes maneras, como por ejemplo dolores crónicos de cabeza o de estómago, resfríos frecuentes, etc.

En estos casos si no hay un aparente motivo médico puedes evaluar realizar una consulta con un psicólogo para charlar el tema y analizar si un problema emocional es la causa de estos malestares.

Ves que tus relaciones no son las mismas y se encuentran perjudicadas y no sabes por qué

Si te sucede que encuentras que ya no te agrada como antes reunirte con tus amigos o seres queridos, o con tu pareja, o bien se te dificulta comunicar cómo te sientes, puede ser que necesites consultar con un psicólogo y buscar su apoyo para charlar el tema y encontrar el motivo de dicha apatía hacia tus relaciones.

Esta ayuda psicológica puede ser individual o bien de pareja o incluso de familia, según el terapeuta lo considere más apropiado.

Es importante que tengas en cuenta que muchas veces los demás no se dan cuenta de estos cambios, y es probable que no sean capaz de percibirlos, y solo tú seas consciente de este descontento, e incluso puede ser que los demás los vean solo como una simple actitud diferente hacia ellos.

Por eso es importante que prestes atención a estos signos y busques apoyo para superarlo de la mejor manera posible y que no afecte tus relaciones y tu vida diaria.

Tienes problemas y estás usando alguna sustancia adictiva para lidiar con ello

Si tienes algún problema y estás abusando de alguna sustancia adictiva para evadirlo, es imperante que busques ayuda de un psicólogo.

También puede que hayas notado cambios en tus hábitos alimenticios y/o de sueño, todo esto son signos de que estás evitando afrontar tus emociones e impulsos y es necesario que busques apoyo profesional para que no termine perjudicándote en tu vida cotidiana y en tus relaciones interpersonales.

Tus amigos y seres queridos te expresan que te notan raro o rara y que están preocupados por ti

Muchas veces solemos ignorar o pasar por alto cosas que, para otros, seres queridos o amigos, son muy obvias y están a la vista.

Un buen amigo, un hermano o tu pareja puede darse cuenta que no estás igual que antes, que estás distante o poco comunicativo o comunicativa y puede ser que tú no lo hayas notado.

Las personas que más nos conocen y nos aprecian muchas veces pueden detectar signos que nosotros mismos pasamos por alto, y siempre es una buena idea tener en cuenta sus comentarios y perspectivas, y buscar ayuda de un psicólogo si la situación parece ameritarlo.

Te sientes mal y eres consciente de ello, pero nada de lo que haces parece ayudarte

Muchas veces somos conscientes que algo anda mal, y tomamos algunas medidas al respecto como hacer más ejercicio físico, conversar con un amigo o alguien de confianza sobre lo que nos está pasando, realizar técnicas de autoayuda, pero sin embargo nada parece ayudar demasiado.

Y es que a veces nuestra capacidad y habilidades para lidiar con ciertos problemas pueden ser limitas y en estos casos es necesario buscar el apoyo de un terapeuta calificado que nos ayude a sobrellevar la situación de la mejor manera posible.

Por qué es una buena idea ir a un psicólogo

Acudir a una consulta con un psicólogo puede brindarte varios beneficios que te contamos a continuación.

Tendrás un espacio para ti

En la vida acelerada que solemos transitar en estos tiempos, muchas personas dejan de lado su salud emocional y no se cuidan a sí mismos como deberían.

En este sentido ir al psicólogo te ayudará a reservar un tiempo para ti mismo o misma y hablar de tus preocupaciones, problemas, anhelos y sueños.

De esta manera evitarás los sentimientos de vacío y soledad que hoy en día muchas personas sienten.

Serás capaz de sentirte mejor contigo mismo o misma

La mayoría de las veces cuando se reprimen las emociones negativas lo único que se consigue es que a la larga se intensifiquen las consecuencias negativas y aumente la ansiedad.

Por ello es importante poder hablar de manera abierta con el terapeuta sobre dichas emociones, de modo que nos sea más fácil liberarlas y con ello sentirnos mejor.

Comprenderás mejor que es lo que realmente te está pasando

Ciertas emociones pueden bloquearnos, y dificultarnos pensar con claridad impulsándonos a veces a tomar malas decisiones.

En esos momentos en los que nos sentimos confundidos un terapeuta puede ayudarnos a encontrar de nuevo un camino saludable y ser capaces de entender qué es lo que nos está ocurriendo, y con ello normalmente se nos hace mucho más sencillo aceptar lo que nos está pasando.

Serás escuchado o escuchada, pero sin ser juzgado

Como comentamos antes el terapeuta está allí para escucharte y ayudarte a controlar y clarificar tus pensamientos, nunca para juzgarte.

Él o ella te escuchará sin realizar ningún tipo de juicio de valor, y sin etiquetarte o estereotiparte, ofreciéndote su confianza incondicional, lo que permitirá que te pueda ayudar sin afectar tu autoestima.

Tendrás herramientas para gestionar tus emociones, comportamientos y pensamientos

La psicología ha avanzado mucho y hoy en día el psicólogo tiene a su disposición un arsenal de herramientas, estrategias y técnicas para ayudarte y permitirte aliviar los problemas o síntomas que puedan estar haciéndote daño.

El psicólogo te ayudará identificar y cambiar aquellos pensamiento negativos y disfuncionales, que te provocan malestar, y te enseñará a gestionar tus pensamientos, emociones y hábitos de manera que logres un mayor bienestar.

Serás capaz de resolver tanto los conflictos que tienes contigo mismo o misma como también aquellos que tienes con los demás, favoreciendo tu crecimiento personal.

Tendrás un punto de vista más objetivo y global

El terapeuta no opinará sobre tus experiencias y/o creencias como “buenas o malas”, “justas o erróneas”, sino que se limitará a darte un punto de vista profesional sobre aquello que te está haciendo daño.

Juntos serán capaces de buscar soluciones a medida, comprendiendo lo que te sucede, ayudándote a tener una visión más objetiva y amplia sobre el problema, de manera que tomes conciencia de cuáles son los factores que te impiden avanzar y cómo puedes modificarlos, y de esa manera sentirte mejor.

Serás capaz de cambiar tus creencias limitantes

Las creencias son aquellos estereotipos y pensamientos por medio de los cuales captamos nuestra realidad, y que determinan en gran medida en la manera en cómo nos relacionamos con el resto del mundo.

Y en algunos casos estas creencias pueden ser limitantes, perjudicándonos e impidiéndonos alcanzar todo nuestro potencial, manteniéndonos en un estado no deseado.

La psicoterapia te permite identificar dichas creencias y modificarlas o cambiarlas por otras más saludables.

Aprenderás a conocerte mejor y a comprender más a los demás

La terapia psicológica no solo te ayudará a conocerte mejor a ti mismo o misma, sino que además te permitirá comprender mejor a los demás, ya que al profundizar en tus propios sentimientos serás más empático o empática para entender los comportamientos de las otras personas y los motivos de esos comportamientos.

Todo esto te ayudará a mejorar la forma en cómo te enfrentas a la vida y a los obstáculos y por supuesto también en cómo te relacionas con los demás.

Desarrollarás habilidades de solución de conflictos

Como ya sabes los conflictos son parte de la cotidianeidad, del quehacer de todos los días, son parte de la vida en sí misma, y aprender a ser efectivo en el afrontamiento y solución de conflictos puede ser de mucha ayuda, sobre todo en los momentos difíciles.

La psicoterapia te ayudará a tener herramientas útiles para resolver los problemas y dificultades que la vida te presente, ayudándote a desarrollar habilidades para lidiar con el día a día de la mejor manera posible.

Por ello no solo se debe acudir al psicólogo cuando hay un problema muy grande o grave, sino que es una buena idea hacerlo cuando se quiere tomar una decisión importante o tal vez se desee profundizar sobre qué es lo que se quiere en la vida, es decir siempre que se desee tener mayor claridad sobre aquello que nos preocupa.

¿Dónde trabajan los psicólogos?

Dónde trabajan los psicólogos

La mayoría de los psicólogos suelen dar consulta privada, aunque también puede ser que trabajen con grupos de psicólogos y/o ciertos proveedores de salud.

También pueden trabajar en centros de salud, escuelas, hospitales, centros de enseñanza universitaria, cárceles, asilos de ancianos, centros de rehabilitación de adicciones, entre otras opciones.

Hoy en día también se puede encontrar apoyo y asesoramiento psicológico vía online.

3 consejos para tener en cuenta en la primera sesión de terapia

3 consejos para tener en cuenta en la primera sesión de terapia

Siempre la primera consulta con un psicólogo suele generar cierta incertidumbre y ansiedad, ya que se debe compartir con él o ella los problemas que se tienen y además darle información básica e importante de nuestra vida como los antecedentes médicos, nuestras relaciones, los hábitos nuestra familia, etc.

Y es lógico que todo esto genere cierta incomodidad y estrés al principio.

No obstante, es importante que tengas siempre presente que él o ella no están allí para juzgarte sino para ayudarte, debes saber que estás en un ambiente seguro y que son profesionales que se han preparado para apoyarte.

Pero incluso sabiendo esto, muchas veces los nervios y la ansiedad pueden jugar una mala pasada, y en estos casos existen algunas cosas que te contamos a continuación que puedes hacer para prepararte y enfrentar con mayor seguridad y confianza tu primera consulta con un psicólogo.

No te sientas mal si estás nervioso o nerviosa, es normal

Como dijimos antes, ten presente que estar nervioso o nerviosa en tu primera consulta con el terapeuta es una reacción normal.

E incluso pude ser que te resulte difícil expresarte o encontrar las palabras adecuadas para darte a entender, pero no pretendas ocultarlo; el terapeuta es un profesional y sabrá como manejar la situación, y no te juzgará ni criticará por sentirte así, de hecho, incluso le darás información para comenzar a conocer y entender tus emociones.

Esto también resulta válido para cualquier otro sentimiento que puedas experimentar, de modo que siempre debes compartir con tu terapeuta tus sentimientos, ya que todo eso le permitirá ayudarte mejor.

Siempre se honesto u honesta con tu terapeuta

Si no eres sincero o sincera con tu terapeuta ten presente que estarás perdiendo tu tiempo, ya que él o ella no podrán ayudarte si no eres totalmente honesto u honesta.

Muchas veces se comete el error de tratar de aparentar un cuadro más optimista o mejor de la situación y de la vida de lo que realmente es, pero ten presente que, aunque el profesional te crea cada palabra, solo conseguirás que realice un mal diagnóstico y de este modo no sea capaz de sugerir el mejor tratamiento posible, y con ello los resultados no sean los mejores.

No adelantes conclusiones, dale una oportunidad justa a tu terapeuta

Es normal que al sentarnos por primera vez en el consultorio de un psicólogo analicemos todo a nuestro alrededor, y lo analicemos a él o ella.

Y muchas veces nuestra primera impresión tiende a determinar nuestras decisiones, pero es importante que le des una chance a tu terapeuta antes de sacar una conclusión apresurada.

Conseguir una buena relación con el psicólogo será determinante para obtener buenos resultados del proceso terapéutico, y para ello debes darle tiempo a que evalué la situación y defina el mejor método de actuación para tu caso en particular.

Esperar a haber realizado dos o tres consultas es lo ideal antes de tomar una decisión sobre si seguir con él o ella o probar con otro terapeuta.

Unas palabras finales sobre por qué deberías ir al psicólogo

Comenzar a ir a un psicólogo puede ser un paso y una decisión difícil de tomar, pero no deberías dejar que los estereotipos y los prejuicios te impidan acercarte a una terapia, y buscar la ayuda y las herramientas que te permitan mejorar tu calidad de vida y sentirte mejor contigo mismo o misma.

Estas herramientas que puedes encontrar en una terapia psicológica te ayudarán a estar mucho más pleno o plena, a conseguir tus metas y objetivos en menos tiempo y con menos esfuerzo, y a consolidar una mejor autoestima y confianza en ti mismo o misma.

Sin embargo, siempre recuerda que el mejor experto sobre tu propia salud y experiencia de vida eres tú mismo o misma, y que la labor del psicólogo solo es ayudarte a encontrar el “camino” más adecuado para ti y no darte soluciones “mágicas” a tus problemas.

Hasta aquí este artículo…

Esperamos que te haya sido de ayuda y ahora tengas más claro por qué deberías buscar la ayuda de un psicólogo, y entiendas que no es necesario que padezcas un trastorno mental grave para hacerlo, sino que por el contrario en muchos casos simplemente te puede ayudar a tomar mejores decisiones ante situaciones difíciles o estresantes, y a sentirte mejor contigo mismo o misma y con los demás.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Conoces alguna otra razón por la cual es importante aceptar la ayuda de un psicólogo? Déjanos un comentario y compártelo en tus redes sociales favoritas.

 

IMPORTANTE: Por favor recuerda que esta información solo tiene carácter educativo, si tienes dudas sobre tu salud y/o tu situación en particular busca el apoyo y asesoramiento de un profesional calificado.

 

 

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, ayúdanos a compartirlo con más personas para que se beneficien de esta información. ¡Desde ya muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (GDPR) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

Responsable: Ramiro Rementería.

Finalidad: Moderar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: RAIOLA NETWORKS, S.L.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!