Medicamentos para la depresión [Actualizado 2020]

Medicamentos para la depresión… Según la OMS la depresión es una de las enfermedades mentales que más casos de discapacidad laboral provoca en el mundo.

Existen diversos medicamentos para la depresión que son muy efectivos, como así también hay terapias, como la psicoterapia cognitiva conductual, que suelen dar muy buenos resultados en el tratamiento de esta enfermedad.

En este artículo te contaremos qué es la depresión, cuáles son sus síntomas, qué medicamentos para la depresión puedes tomar y te hablaremos de un complemento natural muy útil y efectivo.

Sin embargo, antes de comenzar te pedimos que por favor antes de iniciar o suspender cualquier tipo de tratamiento consultes con un profesional de la salud calificado.

Depresión… Un trastorno común y frecuente

Depresión... un trastorno común y frecuente

La depresión, por desgracia, es una enfermedad que afecta cada día a muchísimas más personas de las que podemos llegar a pensar.

Se trata de un estado mental y emocional que no nos permite vivir nuestra vida con normalidad y en el que, por lo general, expresamos sentimientos de tristeza, infelicidad o frustración.

Cada día, miles de personas son diagnosticadas con este trastorno que, en algunos casos (y si no se trata de la manera adecuada), puede convertirse en una enfermedad crónica.

Además, la depresión no entiende de edades. De hecho, se puede dar desde edades muy tempranas como la niñez y la adolescencia hasta en personas mayores o adultos de mediana edad.

A pesar de que en muchas ocasiones, podemos confundir los síntomas de la depresión con, simplemente, tristeza o apatía, la verdad es que este tipo de enfermedades clínicas diagnosticadas conllevan mucho más que unos síntomas visibles a simple vista.

Conociendo un poco más acerca de la depresión

Conociendo un poco más acerca de la depresión

Por todos estos motivos, en el día de hoy te traemos este artículo para que conozcas cuáles son los síntomas que puedes detectar en una persona con esta enfermedad y, lo más importante, qué se puede hacer para tratarla además de, por supuesto, acudir a tu médico de confianza, psicólogo o psiquiatra, para que te recete los pertinentes medicamentos para la depresión (en el caso de que fueran necesarios).

De este modo, podrás conocer un poco más a fondo esta enfermedad que puede afectarte a ti mismo y/o a cualquiera de las personas de tu círculo de cercano.

Debes ser conscientes de que, a menudo, las personas con depresión evitan hablar de ello o, simplemente, no son conscientes de que sufren una enfermedad de este tipo, por lo que la familia y los amigos son un punto clave para empezar a tratar con rapidez a la persona y garantizar así su pronta recuperación.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Cuáles son los síntomas de la depresión

Los síntomas de la depresión, a menudo suelen ser comportamientos que normalmente asociamos con la tristeza o la apatía.

No obstante, esto no es todo, aunque fijarte en este tipo de comportamientos puede ayudarte a saber si una persona padece o no esta enfermedad.

Además es importante tener presente que los síntomas a continuación mencionados deben perdurar por varios días o semanas para considerar que se puede estar ante una depresión.

Cambios de humor

La depresión se manifiesta en la mayoría de los adultos a través de un estado de ánimo muy variable que puede ir desde cambios muy repentinos de humor hasta un estado de ánimo muy bajo.

Además, también se puede observar una actitud de irritabilidad por parte de la persona que sufre la depresión, sobre todo, hacia su círculo más cercano.

Falta de descanso

Por otra parte, la mayoría de las personas que sufren depresión tampoco son capaces de descansar con normalidad ni de conciliar el sueño por las noches.

Debemos tener en cuenta que dormir es una actividad imprescindible para el cuerpo humano, mediante la cual nos relajamos y dejamos descansar todo nuestro organismo por muchas horas.

Sin embargo, las personas que sufren depresión no descansan bien por las noches, de modo que es muy común que aparezca insomnio derivado de la enfermedad.

Poca energía y dificultad para concentrarse

Muy relacionado con la falta de sueño están otra serie de síntomas como la incapacidad para concentrarse en el trabajo y/o los estudios o, incluso, en el ocio; el cansancio reiterado y constante y la falta de energía para realizar cualquier tipo de actividad.

Trastornos alimentarios, falta de higiene y sentimientos de culpa

Además de los síntomas que ya comentados, se puede observar falta de apetito o ansiedad a la hora de comer, sentimientos de culpabilidad, abandono generalizado del cuidado y la higiene personal o falta de iniciativa para realizar actividades que antes eran imprescindibles y se disfrutaban, como practicar deporte o salir con amigos.

¿Qué podemos hacer para tratar la depresión?

Qué podemos hacer para tratar la depresión

Tratar la depresión es un tema muy serio que debe estar siempre supervisado de forma médica por un profesional de la salud (psicólogo o psiquiatra).

Además del tratamiento personalizado, y dependiendo del grado de depresión que tenga la persona, en muchas ocasiones se necesitará que el paciente sea tratado con medicamentos para la depresión especializados como antidepresivos, relajantes o estimulantes, dependiendo también de cada caso y de cómo afecten los síntomas de la depresión a la rutina diaria de la persona.

Medicamentos para la depresión

Medicamentos para la depresión

Existen varios tipos de medicamentos para la depresión, entre los que se encuentran los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina (ISRS), los antidepresivos tricíclicos y los Inhibidores de monoamino-oxidasa (IMAO).

También se están incorporando nuevos grupos como los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de la Serotonina y Noradrenalina (venlafaxina) o los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de la Noradrenalina (reboxetina).

Puede ocurrir que el médico tenga que probar una variedad de medicamentos o la combinación de medicamentos más efectivos para el individuo. A veces se debe aumentar las dosis para que ésta sea eficaz.

A pesar de que es posible que se vean algunas mejoras en el primer par de semanas, los medicamentos antidepresivos se deben tomar durante 3 o 4 semanas (y en algunos casos hasta 8 semanas) antes de obtener un efecto terapéutico completo.

Generalmente quienes los toman sienten la tentación de suspenderlos demasiado pronto, esto puede suceder porque se sienten mejor y piensan que ya no los necesitan, o porque pueden pensar que no están ayudando en lo absoluto.

La causa de respuesta terapéutica débil más frecuente es una mala cumplimentación del tratamiento indicado. El 60% de los pacientes dejan el tratamiento dentro de los seis meses iniciales y un 25% lo hacen en el primer mes.

Es importante que el paciente continúe tomando el medicamento regularmente para darle oportunidad de trabajar.

Una vez que la persona se sienta mejor es necesario prolongar el tratamiento de 6 a 12 meses para prevenir una recaída.

Algunos medicamentos es preciso dejar de tomarlos gradualmente para darle al cuerpo el tiempo requerido para adaptarse, y muchos pueden producir síntomas de abstinencia si se suspenden bruscamente.

Por lo tanto, nunca se debe interrumpir la medicación sin antes consultar con un médico.

Para los individuos con trastorno bipolar y aquellos con depresión mayor crónica o recurrente los medicamentos pueden tener que ser mantenidos indefinidamente.

Las personas de todas las edades que toman antidepresivos deben ser vigiladas estrechamente, especialmente durante las dos primeras semanas del tratamiento, ya que pueden sufrir algunos efectos secundarios.

Efectos secundarios de los medicamentos para la depresión

En mayor o menor medida todos estos medicamentos para la depresión pueden presentar algunos efectos secundarios leves como sequedad de boca, estreñimiento, mareos, náuseas o cefalea.

Además pueden haber otros efectos secundarios más graves que deben ser tenidos en cuenta como: empeoramiento de la depresión, pensamientos o conductas suicidas, o cualquier cambio inusual en el comportamiento como insomnio, agitación o retiro de las situaciones sociales normales.

Los medicamentos para trastornos depresivos comúnmente no forman hábito. Sin embargo, como es el caso de cualquier tipo de medicamento recetado, los médicos deben controlar cuidadosamente el tratamiento para determinar si el paciente está recibiendo la dosis más eficaz.

El médico debe revisar con regularidad la dosis de cada medicamento y su eficacia.

Los medicamentos de ningún tipo nunca se deben mezclar con antidepresivos sin antes consultar con un médico.

Los profesionales de la salud que pueden recetar medicamentos como dentistas o un médico especialista, deben ser informados de todos los medicamentos para la depresión que toma el paciente; ya que algunos aunque son seguros cuando se toman solos pueden causar efectos secundarios graves y peligrosos si se toman en combinación con otros.

Tampoco se los debe mezclar con alcohol o drogas, ya que pueden reducir la eficacia de los antidepresivos y/o tener efectos secundarios imprevistos.

Nunca se deben tomar estos medicamentos sin la expresa indicación de un médico.

Si estás tomando medicamentos para la depresión, no ignores otros tratamientos y medidas como cambios en el estilo de vida y la psicoterapia cognitiva conductual ya que no solo te ayudarán a acelerar la recuperación, sino que también te proporcionarán habilidades para ayudar a prevenir una recurrencia.

Supervisión médica y complementos

Una vez que se tenga claro que se debe acudir a un médico especializado para tratar la depresión, también se puede llevar a cabo otro tipo de prácticas que podrán ayudar a mejorar la situación.

En la Farmacia Ribera llevan casi 100 años recomendando a sus pacientes ciertos productos que pueden servir perfectamente como complementos para tratar, entre otras enfermedades, la depresión.

Desde nuestro medio hemos podido contactar con ellos para charlar sobre este tema de la depresión y, gracias a su dilatada experiencia, nos han podido recomendar el que, para ellos, es el suplemento perfecto para complementar un tratamiento para la depresión: Afran 30 Comprimidos.

Afran 30 Comprimidos

Afran 30 Comprimidos

Afran 30 Comprimidos es un suplemento utilizado para el tratamiento de los cambios de humor y que cuenta con grandes propiedades antidepresivas y ansiolíticas, que permiten calmar en cierta manera los síntomas más característicos que sufren aquellas personas que padecen depresión.

Este producto natural, fabricado a partir de Azafrán es una de las mejores opciones que existen como complemento a los medicamentos para la depresión, para tratar y superar esta terrible enfermedad. (Siempre consulta a tu médico antes de tomarlo).

Gracias a Afran 30 Comprimidos cualquiera puede ver cómo mejora su estado de ánimo, ya que el azafrán contiene propiedades antioxidantes y revitalizantes que permiten combatir, de una forma natural, la depresión, el estrés o, incluso, el insomnio y la ansiedad.

Si estás pasando por una depresión o conoces a alguien cercano que se encuentre en esta misma situación, la recomendación es consumir estos comprimidos siempre de forma supervisada por un médico y con las restricciones propias de este medicamento natural.

Lo cierto es que, a día de hoy, son muchos los médicos que recomiendan a sus pacientes el consumo concreto de Afran 30 Comprimidos, ya que es un estimulante natural que propiciará que la recuperación sea mucho más sencilla y rápida.

 

IMPORTANTE: Por favor ten presente que este artículo es meramente educativo y no sustituye el diagnóstico ni tratamiento médico profesional. Consulta con tu médico antes de iniciar o suspender cualquier tipo de tratamiento.

 

Quizás también te interese:

 

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, ayúdanos a compartirlo con más personas para que se beneficien de esta información. ¡Desde ya muchas gracias! 😉
2Shares

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!