Luminoterapia o Terapia lumínica

La luminoterapia es otro tipo de tratamiento para la depresión que ha mostrado ser eficaz. Un informe de la Asociación Americana de Psiquiatría concluye: “La exposición a una luz artificial de intensidad similar a la luz solar puede aliviar la depresión de forma equiparable a la psicoterapia y la medicación”.

Esta forma de tratamiento antidepresivo es muy usada en EEUU y los países nórdicos. Su eficacia es casi inmediata, algo que no se consigue con la psicoterapia. Generalmente se ven mejoras en los individuos durante la primera semana de tratamiento.

En 1980 Lewis y colaboradores observaron que la secreción de melatonina puede ser suprimida por medio de una luz artificial brillante. Posteriormente, grupos de investigadores demostraron que la extensión de la luz del día en las mismas circunstancias era beneficiosa para los cuadros afectivos estacionales.

Las lámparas utilizadas para la luminoterapia deben ser lámparas especiales, ya que la luz que emiten no debe dañar la cornea o la retina del ojo. Esto se debe a que la luz entra por los ojos y no por la piel como en los equipos de solárium.

Los dispositivos de iluminación utilizados para el tratamiento constan de 6 a 8 tubos fluorescentes de 40 watts, montados sobre una superficie reflectora y una pantalla traslucida en el frente.

La persona que realiza luminoterapia puede comprar el dispositivo y hacer el tratamiento en su casa.

Los individuos se deben colocar frente a la pantalla luminosa aproximadamente a un metro de distancia. Preferentemente se debe realizar el tratamiento por la mañana aunque también se han demostrado efectos beneficiosos al hacerlo por la tarde. El tratamiento puede durar de 30 minutos a 2 o 4 horas.

La luminoterapia como tratamiento antidepresivo se aplica principalmente en personas que sólo experimentan síntomas depresivos durante los meses invernales y mejoran espontáneamente con la llegada de la primavera.

A este subtipo de alteración psiquiátrica se la define como Trastorno afectivo estacional o depresión estacional. Aunque también se han visto resultados favorables en pacientes con otros tipos de depresiones.

Algunos de los efectos adversos asociados a la luminoterapia son dolores de cabeza, tensión ocular, agitación y nauseas. Sin embargo, no existen estudios a largo plazo que demuestren si realmente es inocua.

Entre las aplicaciones que se le da a la luminoterapia se encuentran las siguientes:

Artículos relacionados:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest