Depresión Ansiosa

Depresión Ansiosa

La depresión ansiosa o trastorno mixto ansioso-depresivo es una condición en la que los síntomas de ansiedad y depresión coexisten, por ello puede decirse que el trastorno depresivo ansioso se da como resultado de la unión de los 2 trastornos mentales antes mencionados, es decir, este trastorno es una combinación de ansiedad y depresión.

Hoy en día es muy frecuente que las personas vivan presionadas por las exigencias de la vida moderna, la familia, las expectativas laborales, de la sociedad y sus propios anhelos y deseos, lo que lleva a estar propensos a manifestar trastornos mentales como éste.

¿Qué es la depresión ansiosa o Trastorno Mixto Ansioso-Depresivo?

qué es la depresión ansiosa

El Trastorno Mixto Ansioso-Depresivo es una combinación de ansiedad y depresión.

A pesar de que el trastorno mixto ansioso-depresivo no es un tipo de depresión oficial según la definición del DSM (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales – documento editado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría) la ansiedad generalmente ocurre con la depresión y es evidente que este trastorno mental afecta la salud y la calidad de vida de la persona, repercutiendo en su funcionamiento diario.

Una persona con ansiedad puede no estar deprimida pero generalmente una persona deprimida tiene síntomas de ansiedad.

Se estima que el 70% de los trastornos depresivos conllevan diferentes tipos y grados de ansiedad.

Un informe elaborado por la Asociación Canadiense de Psiquiatría en 2003 afirma que este trastorno se representa en tres tipos de pacientes:

  • Aquellos individuos con trastorno depresivo mayor y trastorno de ansiedad.
  • Las personas con trastorno depresivo mayor y sub-umbral de síntomas de ansiedad.
  • Y los pacientes con estados depresivos por debajo del umbral y síntomas de ansiedad.

Según un estudio realizado por “Psychology Today” se estima que el cerca del 60% de los pacientes con depresión mayor tienen un trastorno mixto ansioso depresivo, y el promedio de edad de inicio es de alrededor de los 20 años.

Por otro lado alrededor del 17% de los individuos con ansiedad generalizada presentan depresión.

Asimismo los pacientes con ansiedad que tienen fobia social o trastorno de ansiedad generalizada desarrollan el trastorno de ansiedad antes que el trastorno depresivo mayor.

Y por el contrario los pacientes que tienen trastornos de pánico, desarrollan el trastorno de ansiedad después que el trastorno depresivo mayor.

Este trastorno es más común entre los desempleados, las minorías y las personas con bajos ingresos y bajos niveles de educación.

El trastorno mixto ansioso-depresivo es uno de los más comunes en salud mental, dándose a nivel mundial en 8 de cada 1000 individuos, siendo más habitual y frecuente en mujeres que en hombres.

Causas de la depresión ansiosa

Causas de la depresión ansiosa

Las causas pueden ser varias: bioquímicas, genéticas, psicológicas, emocionales, ambientales, sociales y/o espirituales.

Las causas exactas de este trastorno pueden ser varias, ya que pueden haber causas bioquímicas, pero también también puede producirse por factores genéticos, psicológicos, emocionales, ambientales, sociales e incluso espirituales.

Al igual que sucede con otros trastornos psicológicos, las causas pueden ser ambiguas y diferentes según cada caso.

No obstante en la actualidad se reconoce que puede haber una predisposición genética que juegue un papel importante en su aparición, que a la vez pueda ser disparada por un hecho o evento doloroso y traumático como la pérdida de un ser querido (padres, hijos, pareja, etc.).

A continuación comentamos algunos de los factores más relevantes en relación a las causas del trastorno mixto ansioso-depresivo:

Factores Biológicos

Se suelen producir debido a desequilibrios en determinados neurotransmisores cerebrales tales como la dopamina o la serotonina y sus receptores, como así también por predisposiciones genéticas.

Factores Psicológicos

Son aquellos que tiene que ver con la personalidad del individuo, sus creencias, valores y sus esquemas cognitivos.

Factores Ambientales

En este caso pueden haber influido los entornos inestables, o las familias disfuncionales, además un nivel socio-económico bajo puede ser un factor que influya en la aparición de este trastorno, debido a las dificultades que la persona debe atravesar.

Síntomas de la depresión ansiosa

Síntomas de la depresión ansiosa

Se pueden presentar síntomas depresivos (como dificultad para concentrarse y sentimientos de desesperanza) y de ansiedad (como preocupación, irritabilidad y tensión excesiva).

Los síntomas ansiosos depresivos cumplen los criterios clínicos de depresión mayor y se  acompañan de síntomas de ansiedad.

En este caso una persona deprimida puede experimentar síntomas de ansiedad (como ataques de pánico) o un trastorno de ansiedad (como por ejemplo un trastorno de estrés post-traumático).

Los individuos que sufren este tipo de depresión pueden presentar síntomas depresivos típicos tales como fatiga, sentimientos de desesperanza y dificultad para concentrarse y de ansiedad como irritabilidad, preocupación y tensión excesiva.

Un estudio realizado por la Universidad de Minnesota afirma que 1 de cada 3 individuos que padecen depresión también tienen síntomas físicos de ansiedad, tales como dolores de cabeza y de estómago.

Y añade que las personas con este tipo de trastorno son propensas a exhibir un comportamiento obsesivo-compulsivo, pánico y la agorafobia.

Este trastorno mixto se destaca por presentar ansiedad y tristeza que persiste durante más de un mes y puede ser crónico.

Sus síntomas pueden ser varios, tales como:

  • Agitación.
  • Sensación de inutilidad.
  • Trastornos alimentarios, ya sea disminución del apetito o incremento del mismo.
  • Excesiva preocupación y culpa.
  • Irritabilidad.
  • Ataques de llanto sin motivo aparente.
  • Cansancio, fatiga y falta de energía
  • Apatía (pérdida de interés por las actividades que antes se disfrutaban).
  • Alteración de los patrones de sueño (insomnio o hipersomnia).
  • Sentimientos de desesperación.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Mala memoria y dificultad para recordar información.
  • Disminución de la libido y el deseo sexual.
  • Falta de voluntad para realizar tareas cotidianas.
  • Sentimientos de miedo constante.
  • Nerviosismo.
  • Sensación de que ocurrirá algo malo.
  • Tristeza profunda.
  • Visión negativa y desesperanzadora del futuro.
  • Aislamiento y deterioro social, evitando el contacto con otras personas.
  • Baja autoestima.
  • Abuso de alcohol y drogas, adoptando estos hábitos para disminuir o paliar los síntomas que aquejan a la persona.
  • Diarrea.
  • Molestias gastrointestinales o cardio-pulmonares.
  • Ideas suicidas o de hacerse daño así mismo o a los demás.

Factores de riesgo del Trastorno Mixto Ansioso-Depresivo

Existen algunas condiciones que pueden hacer que la persona sea más propensa a presentar este tipo de trastorno, a saber:

  • Bajo nivel socio-económico.
  • Familiares con padecimientos mentales tales como depresión o ansiedad.
  • Problemas con drogas y sustancias prohibidas.
  • Personalidad pesimista o dependiente.
  • Baja autoestima.
  • Falta de apoyo familiar y social.
  • El estrés y la presión dados por ejemplo en el ámbito laboral.
  • Enfermedades crónicas y/o graves.
  • Experiencias traumáticas o negativas en la niñez o en la infancia.

Diagnóstico del Trastorno Mixto Ansioso-Depresivo

Diagnóstico de la depresión ansiosa

Para realizar un diagnóstico correcto y preciso es importante la experticia del profesional médico.

Cuando se trata del trastorno mixto ansioso-depresivo, los pacientes suelen concurrir al especialista recién cuando los síntomas comienzan a afectar su vida diaria, y principalmente consultan por los síntomas físicos que presentan tales como ataques de pánico, o alteraciones en el sueño o el apetito.

Asimismo para diagnosticar este trastorno debe haber síntomas tanto de depresión como de ansiedad (que generalmente son muy parecidos) pero ninguno de ellos debe predominar sobre el otro, y no deben tener una intensidad suficiente como para realizar un diagnóstico diferenciado.

Sin embargo, puede darse el hecho que ambos trastornos estén presentes y cumplan los criterios diagnósticos, en tal caso que se pueda diagnosticar tanto ansiedad como depresión pero sin formar parte de un trastorno mixto ansioso-depresivo.

En este punto la experticia del especialista médico es fundamental para realizar un diagnóstico preciso y correcto.

Según el CIE-10 de la OMS (Organización Mundial de la Salud) debe haber una ansiedad grave acompañada de una depresión más leve, y si se encuentran a niveles similares debería priorizarse la segunda.

Para realizar el diagnóstico es necesario que se presenten síntomas somáticos tales como:

  • Temblores.
  • Boca seca.
  • Palpitaciones.
  • Molestias estomacales.
  • Entre otros.

Y al mismo tiempo se debe tener en cuenta que los síntomas no se deban a acontecimientos estresantes o complicados como la pérdida de un ser querido, ya que en este caso probablemente se hablaría de un trastorno de adaptación.

Tratamiento de la depresión ansiosa

Tratamiento de la depresión ansiosa

El tratamiento puede combinar antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) con Psicoterapia.

Este tipo de trastorno es difícil de diagnosticar y de tratar, lo que hace que mucha gente que la padece no sea tratada correctamente.

Las personas con este trastorno no responden tan bien a los antidepresivos, y pueden ser más propensas a experimentar efectos secundarios desagradables, que aquellas personas que no tienen los síntomas de ansiedad.

Los antidepresivos con propiedades sedantes se prescriben a menudo, sobre todo los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), junto con una recomendación de someterse a Psicoterapia, más específicamente a Terapia Cognitiva, la que puede ser de gran ayuda.

El tratamiento de este trastorno puede se largo y difícil, ya que la combinación de estas dos condiciones agravan la situación.

Estos pacientes requieren el doble de tiempo de respuesta al tratamiento que aquellos sin síntomas de ansiedad.

En algunas ocasiones puede ser tan grave que puede requerir hospitalización.

No obstante hay que destacar que cuando una persona sufre un caso leve de trastorno ansioso depresivo puede que lo único que necesite para estabilizar su estado de ánimo sea realizar algo de ejercicio, tener una dieta sana y dormir lo suficiente.

Además puede ser necesaria la Psicoterapia, pero tratándose de un caso leve puede suceder que no sea necesario el uso de medicamentos.

De cualquier manera la Terapia Cognitiva Conductual ya ha demostrado que produce muy buenos resultados, sobre todo cuando se combina con tratamiento farmacológico.

Esta terapia se basa en la re-estructuración cognitiva, cambiando el punto de vista, esquemas mentales y creencias del individuo.

Asimismo se emplean métodos conductuales, que buscan que el paciente comience a poner en marcha comportamientos que le traerán beneficios.

Además hay otras técnicas alternativas que pueden usarse tales como las técnicas de relajación, como por ejemplo la Relajación Progresiva de Jacobson o la relajación autógena, y también otras técnicas de respiración.

¿Qué hacer si tú o un ser querido tiene síntomas del Trastorno Mixto Ansioso-Depresivo?

Depresión ansiosa ayuda

Ante la aparición de síntomas lo más importante es consultar de inmediato con un médico psiquiatra.

Si presentas varios o todos los síntomas antes mencionados es importante que concurras de inmediato a un especialista.

Igualmente si crees que un ser querido está teniendo estos síntomas, anímale a visitar a un médico y pedir ayuda.

Además puedes incluir en tu rutina diaria el ejercicio regular y una alimentación sana y natural, que te ayudarán a relajarte y sentirte mejor tanto anímica como físicamente.

Leer algún libro de tu interés también puede ser una buena idea.

Sin dudas el primer paso a adoptar ante la aparición de síntomas es visitar a un médico psiquiatra, quien evaluará la situación y tomará las medidas más apropiadas según tu caso particular.

 

Artículos relacionados:

 

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest