Seleccionar página

Depresión en la adolescencia: Qué es, Síntomas, Causas, Prevención y Tratamiento

Depresión en la adolescencia

La adolescencia es una etapa difícil de la vida, en la cual se producen cambios tanto físicos como emocionales. Por este motivo es entendible que muchos jóvenes sientan cierta angustia, y sufran depresión en la adolescencia.

La mayoría de ellos equilibra esta angustia con actividades recreativas, el éxito en la escuela o las buenas amistades. Aunque también puede ser normal el mal humor y los malos hábitos.

Pero la depresión es algo diferente, afecta la esencia misma de los jóvenes y cada aspecto de su vida. La depresión en la adolescencia puede llevar al abuso de drogas o alcohol, generar odio hacia sí mismos y comportamientos autodestructivos, incluso puede provocar pensamientos de muerte o suicidio.

Afortunadamente este trastorno puede ser tratado con éxito. Existen una serie de opciones, entre las que se hallan la psicoterapia y los medicamentos, que pueden ayudar al adolescente a recobrar su vida.

Algunos datos alarmantes

Aunque esta enfermedad es altamente tratable, según estudios el 20% de los adolescentes con depresión no realizan un tratamiento apropiado. Y de acuerdo con la OMS se estima que a nivel mundial los trastornos mentales representan el 16% de todas las enfermedades y lesiones en jóvenes de entre los 10 y 19 años.

Por otro lado, la mayoría de estos problemas de salud mental comienza a los 14 años e incluso antes. Siendo la depresión una de las principales causas de discapacidad a nivel mundial entre los jóvenes.

Y lo que resulta más alarmante aún es que el suicidio es la tercera causa de muerte entre los 15 y 19 años.

Si eres padre, amigo o profesor de un adolescente que padece esta enfermedad ayúdale a buscar un consejo profesional cuanto antes y a iniciar un tratamiento adecuado. No abordar de manera eficaz un tratamiento apropiado cuando se padece depresión en la adolescencia en la mayoría de los casos perjudica notablemente la salud mental y física en la adultez.

Pero… ¿Qué es la depresión en la adolescencia?

¿Qué es la depresión en la adolescencia?

La etapa de la adolescencia se considera aquella comprendida entre los 10 y los 19 años. En ella se producen múltiples y complejos cambios emocionales, físicos y sociales que, en muchos casos, sumado a la pobreza, la violencia y el abuso pueden favorecer que los adolescentes sean vulnerables y propensos a problemas de salud mental.

Ayudar a promover el bienestar de estos jóvenes debe ser tarea de todos.

Protegerlos de experiencias negativas y de los factores de riesgo (que veremos a continuación) es esencial para que pueden desarrollar todo su potencial y alcancen un bienestar adecuado tanto en la juventud como en la adultez.

Síntomas de la depresión en la adolescencia

Síntomas de la depresión en la adolescencia

Generalmente mientras los adultos tienden a mostrarse tristes cuando están deprimidos, los adolescentes se muestran irritables y hostiles; este es generalmente el estado de ánimo predominante en adolescentes deprimidos.

Los síntomas depresivos en los adolescentes se pueden dividir en cambios emocionales y cambios comportamentales. Veamos a continuación por separado cada uno de estos dos grupos de síntomas que pueden presentarse cuando hay casos de depresión en adolescentes.

Síntomas y cambios emocionales

En primer lugar, es importante prestar atención a los cambios emocionales que pueden ser los siguientes:

  • Sentimientos de tristeza y desesperanza
  • Irritabilidad
  • Arranques de ira
  • Sentimientos de inutilidad
  • Culpa excesiva
  • Baja autoestima
  • Hostilidad
  • Pérdida de interés en las actividades que antes disfrutaba
  • Extrema sensibilidad a las críticas y el rechazo
  • Excesiva necesidad de aprobación por parte de los demás
  • Aislamiento de los amigos y de los familiares
  • Falta de entusiasmo y motivación
  • Conflictos sin razón aparente o justificada con amigos y familiares
  • Dificultad para concentrarse, tomar decisiones y pensar con claridad
  • Sensación persistente de que el futuro y la vida en general no tienen sentido
  • Autocritica excesiva y fijación en fallas o errores cometidos en el pasado
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Síntomas y cambios en el comportamiento

Por otro lado, suelen darse algunos cambios o síntomas relacionados con el comportamiento como:

  • Cambios en los hábitos de dormir (dormir demasiado o muy poco)
  • Llanto frecuente
  • Dolores físicos, como dolores de cabeza y dolores de estómago
  • Inquietud y agitación (como caminar de un lado a otro, no poder quedarse quieto, retorcer las manos)
  • Mal rendimiento escolar y ausencias frecuentes a la escuela
  • Cambios en la alimentación (como pérdida del apetito y baja de peso o tener un apetito excesivo apetito y por ende aumento de peso)
  • Fatiga o falta de energía
  • Arrebatos violentos o comportamientos riesgosos
  • Descuido de la higiene personal y de su apariencia
  • Disminución y/o enlentecimiento de la agilidad física y de los movimientos corporales
  • Autolesiones como cortes, quemaduras, etc.
  • Consumo de drogas y/o alcohol
  • Planeación de ideas o comportamientos suicidas.

Si bien algunos de estos síntomas pueden ser experimentados por casi todo el mundo en algún momento de su vida, es importante que padres, profesores y amigos los reconozcan para poder ayudarlos.

Si deseas saber si un adolescente que presenta uno o varios de estos síntomas está deprimido, determina durante cuánto tiempo han estado presentes y qué tan severos son.

En general se reconoce que un joven puede sufrir de depresión en la adolescencia cuando presenta al menos cinco de estos síntomas durante el lapso de dos semanas o más.

No obstante, cabe aclarar que no es extraño que los adolescentes presenten algunos de estos síntomas como propios de la adolescencia. Sin embargo, si sospechas que el joven en cuestión padece depresión y los síntomas están afectando sus actividades sociales y escolares como así también la relación con su familia y amigos, anímalo a concurrir inmediatamente al médico y a iniciar un tratamiento apropiado en caso de ser necesario.

Existen diferentes niveles de gravedad en los casos de trastornos depresivos, pero todos ellos ameritan y requieren de tratamiento profesional adecuado. No se debe tomar esto a la ligera.

Causas de la depresión en adolescentes

Causas de la depresión en adolescentes

Si bien no se conoce con total exactitud qué provoca la depresión en la adolescencia existen una serie de factores que pueden predisponer este trastorno.

Además, un estado de ánimo depresivo en los adolescentes puede resultar bastante común, ya que puede deberse a la influencia de las hormonas sexuales, conflictos de independencia con los padres y por el proceso de maduración y el estrés asociado a éste.

También pueden presentar ciertos síntomas depresivos debido a acontecimientos perturbadores como la ruptura con un novio o novia, el fracaso escolar o la muerte de un ser querido.

Para resumir las principales potenciales causas de depresión en la adolescencia podríamos dividirlas en varios grupos, a saber:

  • Química cerebral: cuando hay anomalías o deficiencias en las sustancias químicas -neurotransmisores- que hay en el cerebro.
  • Hormonas: los cambios y desequilibrios hormonales propios de esta etapa de la vida pueden ser una de las causas o desencadenantes de la depresión en adolescentes.
  • Rasgos heredados: cuando hay antecedentes de familiares de sangre que han padecido o padecen depresión (como hermanos, padres o abuelos) o familiares que se han suicidado, suele haber mayor predisposición a sufrir esta enfermedad.
  • Trauma de la primera infancia: eventos de la primera infancia como el abuso o maltrato (tanto físico como psicológico), o la pérdida de un padre, o el divorcio, puede ser otro factor desencadenante de la depresión en la adolescencia.
  • Patrones de pensamiento negativo aprendidos: a veces se adoptan patrones de pensamiento desesperanzadores como sentir o pensar que nada vale la pena, lo cual puede favorecer que se desarrollen sentimientos y emociones depresivos.

La depresión en la adolescencia también puede estar asociada a:

  • Trastornos de la alimentación
  • Otros trastornos psicológicos
  • Una baja autoestima
  • Una visión pesimista y demasiado crítica de sí mismo
  • Enfermedades crónicas
  • Falta de habilidades sociales.

Factores de riesgo

Factores de riesgo

Existen algunos factores de riesgo que pueden llevar a la depresión en la adolescencia:

  • Tener problemas que impacten su autoestima como obesidad, acoso escolar, problemas académicos, etc.
  • Padecer otros trastornos mentales como trastornos de ansiedad, anorexia o bulimia, trastorno bipolar o trastornos de personalidad.
  • Padecer TDAH o presentar déficit de aprendizaje.
  • Tener enfermedades crónicas que provoquen dolores y malestares continuos como cáncer, diabetes o asma.
  • Tener adicciones y abusos de drogas, tabaco o alcohol.

Complicaciones de la depresión en adolescentes

Complicaciones de la depresión en adolescentes

La depresión en jóvenes que no es tratada y atendida adecuadamente puede desembocar en otros problemas emocionales, físicos y comportamentales, que disminuyen considerablemente la calidad de vida del adolescente e incluso pueden poner en riesgo su vida.

Algunas de las principales complicaciones que puede conllevar padecer depresión en la adolescencia pueden ser las siguientes:

  • Violencia y comportamientos imprudentes
  • Acudir a la drogadicción, alcoholismo y/o tabaquismo para “aliviar” los síntomas
  • Conflictos familiares
  • Problemas judiciales
  • Padecer otros problemas psiquiátricos, como trastornos de ansiedad
  • Tener desempeños negativos en el área escolar y en las relaciones interpersonales
  • Intentos de suicidio.

¿Cómo se diagnostica la depresión en adolescentes?

¿Cómo se diagnostica la depresión en adolescentes?

Para el diagnóstico de la depresión en la adolescencia se debe acudir a un médico. El cual se asegurará en primer lugar que no haya otros problemas de salud que puedan estar causando los pensamientos o sentimos depresivos. Para ello realizará un examen físico y pruebas de laboratorio.

Si no hay evidencias de otros problemas de salud, el médico derivará a una evaluación psicológica y si es necesario a un médico psiquiatra especialista en salud mental.

¿Cuándo se debe consultar con un médico?

Si los signos y síntomas de la depresión duran dos semanas o más e interfieren con el normal desempeño de la vida del adolescente, o se ven inquietudes suicidas, se debe consultar de inmediato con un médico.

En un primer momento se puede consultar al médico de familia de confianza. Y en caso de ser necesario éste derivará a un profesional especialista en la materia. En este sentido es importante buscar la ayuda de profesionales altamente cualificados como aquellos que hayan realizado estudios de masters de psicología.

¿Qué puedo hacer para ayudar?

¿Qué puedo hacer para ayudar?

Para ayudar a un adolescente con depresión existen algunas cosas que tanto padres como maestros, profesores y amigos pueden hacer:

  • Fomentar y promover la buena salud: ayudándole a organizar sus horas de sueño, hacer ejercicio, mantener relaciones interpersonales sanas con personas de confianza y mantener y cumplir con sus obligaciones académicas. Además, tratar de persuadirlo de no pasar demasiado tiempo acostado o viendo televisión.
  • Ayudarle a sentirse seguro y protegido: si el joven padece acoso escolar, hablar con él e instarlo a pedir ayuda. Si ha sufrido pérdidas, como la muerte de un ser querido o un divorcio, también instarlo a pedir ayuda profesional. No criticarlo.
  • Educarte tú mismo: para poder ayudar a un adolescente con depresión lo más importante es educarte, hablar con tu médico y pedir su consejo y orientación.

Tratamientos para la depresión en adolescentes

Tratamientos para la depresión en adolescentes

Iniciar un tratamiento de forma temprana en la mayoría de los casos acorta la duración y gravedad de la depresión en adolescentes.

El tratamiento para la depresión en adolescentes más adecuado dependerá de la gravedad del cuadro.

Existen dos tipos de terapia en los cuales suele basarse el tratamiento de la depresión en adolescentes: puede consistir en psicoterapia sola (también llamada terapia de conversación). O en una combinación de terapia farmacológica y psicoterapia.

Esto lo deberá determinar el profesional tratante. Aunque normalmente, en la mayoría de los casos, una combinación de ambas terapias es la mejor opción.

Psicoterapia para la depresión en la adolescencia

Psicoterapia para la depresión adolescente

La psicoterapia se basa en ayudar al joven a comprender y controlar su estado de ánimo y sus pensamientos y sentimientos.

El profesional ayuda al adolescente a expresar sus emociones y analizarlas y evaluarlas juntos. Permitiéndole gracias a su capacitación ayudarle a eliminar pensamientos distorsionados o nocivos y cambiarlos por otros positivos y que favorezcan su recuperación.

Todo esto busca aumentar la confianza del paciente y con ello mejorar su capacidad de responder ante ciertas situaciones que pueden resultarle difíciles o complicadas.

Existen muchos tipos de psicoterapias. Entre las más utilizadas y efectivas se encuentran la terapia cognitiva conductual y la terapia interpersonal.

Medicamentos para la depresión adolescente

Medicinas para la depresión adolescente

Como comentabamos antes, en algunos casos, puede suceder que se sugiera tratamiento farmacológico junto con la psicoterapia. Muchos estudios han demostrado la eficacia de ciertos antidepresivos para ayudar a tratar con éxito la depresión en adolescentes.

Es muy importante que, si se inicia un tratamiento con medicamentos, no se suspenda, salvo expresa indicación del médico tratante. Y se realicen visitas regulares para control.

Además, es importante tener presente que tomará cierto tiempo que los medicamentos logren el efecto deseado, y que puede ser necesario probar más de un tipo de antidepresivo antes de encontrar el que mejor funcione. Así como hallar la dosis más apropiada.

En relación con los riesgos y efectos no deseados de estos fármacos, en algunas situaciones, no muy frecuentes, pueden provocar ciertos pensamientos o conductas suicidas. Especialmente en las primeras semanas del tratamiento o cuando se cambia la dosis.

El médico indicará todos estos aspectos y le comunicará a los padres o tutores así como al adolescente la importancia de expresar de inmediato cualquier tipo de pensamiento o ideación suicida.

Prevención de la depresión en la adolescencia

Prevención de la depresión en adolescentes

No hay una forma totalmente eficaz o efectiva de prevenir la depresión en la adolescencia. No obstante, hay algunas medidas que se pueden tomar y que puede llevar a cabo el joven que lo ayudarán a protegerse y prevenir, al menos parcialmente, de sufrir esta enfermedad:

  • Realizar prácticas que le ayuden a controlar la ira y el estrés, como meditación, yoga, técnicas de respiración, etc.
  • Buscar apoyo en amigos y familiares de confianza y compartir con ellos lo que le sucede.
  • Buscar soporte en grupos de apoyo si padece alguna enfermedad o condición que le está haciendo sentir mal, como obesidad, alcoholismo, etc.
  • Y, por supuesto, recibir ayuda profesional ante la primera señal de síntomas de depresivos.

 

IMPORTANTE: Nunca esperes que los síntomas de la depresión se vayan. Ante tales síntomas se debe concurrir inmediatamente al médico. Si no se realiza un tratamiento adecuado -por ejemplo una combinación de psicoterapia y medicamentos- la depresión tenderá a empeorar. Por favor no tomes esta información como reemplazo de la asistencia médica. Es solo de carácter informativo.

 

Referencias:

 

Artículos relacionados:

 

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, ayúdanos a compartirlo con más personas para que se beneficien de esta información. ¡Desde ya muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!