Síntomas de la depresión endógena

Una persona que sufre de depresión endógena suele presentar síntomas de depresión endógena similares a los que se padecen con cualquier otra depresión (ver: «síntomas de la depresión«)

Al tratarse de una depresión biológica se caracteriza por los trastornos de sueño, falta de concentración y la pérdida de interés por las actividades antes placenteras.

Cansancio y fatiga, sentimientos de desesperanza y tristeza, pérdida de memoria y cambios en los patrones de sueño (tales como no dormir lo suficiente, tener sueño agitado o querer dormir más de lo habitual), cambios de humor y ansiedad son los depresión endógena síntomas característicos de esta condición.

Sin embargo, estos síntomas pueden variar desde leves a severos, según los distintos individuos; no todas las personas presentan los mismos síntomas. Por ejemplo, si el paciente está sufriendo un problema de salud subyacente, como una enfermedad crónica, los síntomas pueden ser más graves que si no se padeciera este problema de salud.

Otros posibles síntomas que sufren aquellos que padecen depresión endógena pueden ser:

  • Dolores corporales.
  • Irritabilidad.
  • Falta de motivación.
  • Llanto frecuente.
  • Falta de aseo personal (en casos severos).
  • Falta de interés en el trabajo y las rutinas diarias.
  • Poco o ningún deseo sexual.
  • Alejamiento de situaciones sociales.
  • Apatía.
  • Actitud pesimista.
  • Incapacidad para tomar decisiones.
  • Pensamientos de autodestrucción (muerte y/o suicidio).
  • Culpa excesiva.
  • Autocompasión.
  • Disminución de la memoria.
  • Enlentecimiento o agitación psicomotores.

Si experimentas cualquiera de estos qué es la depresión endógena y cuáles son sus síntomas, considera seriamente consultar con tu médico lo antes posible a fin de iniciar un tratamiento apropiado para acelerar la recuperación.

Puesto que existen diferentes opciones de tratamientos disponibles, intenta conocer más sobre cuáles son estas opciones para que puedas platicarlas con tu médico para determinar cuál se adapta mejor a tus necesidades particulares.

Tratamiento de la Depresión Endógena

El tratamiento para la depresión endógena puede incluir una combinación de terapia psicológica, medicación y cambios en el estilo de vida. Es vital que cada persona reciba un enfoque individualizado, ya que lo que funciona para uno puede no ser efectivo para otro. La colaboración con profesionales de la salud mental es clave para encontrar el camino hacia la recuperación.

Artículos relacionados:

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, ayúdanos a compartirlo con más personas para que se beneficien de esta información. ¡Desde ya muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!