Seleccionar página

Depresión endógena

Generalmente, cuando una persona sufre de depresión se suele pensar que existe algún motivo para ello, es decir algo le sucedió a esa persona (en su infancia, juventud o en la edad adulta) que no ha sido capaz de resolver y que es la causa de los síntomas depresivos.

Sin embargo, puede suceder que un individuo se sienta deprimido sin razón aparente. Es probable entonces que se le diagnostique depresión endógena.

La depresión endógena no es exactamente un tipo de depresión sino más bien el término hace referencia a la depresión biológica, y es considerada de origen genético (ver: “causas de la depresión”).

La principal causa de la depresión endógena son los desequilibrios químicos en el cerebro. Esta clase de depresión afecta negativamente el estilo de vida de los individuos.

El término depresión endógena también se utiliza para describir a aquellos pacientes que no responden a la medicación.

Esta forma de depresión ocurre en el 50% de las personas deprimidas. Por lo tanto, puede decirse que es un tipo común de depresión, que le sucede al 6 % de las mujeres y al 3% de los hombres.

Una característica de este tipo de depresión es que la mayoría de los individuos que la sufren piensan en el suicidio. Por lo que es muy importante estar alerta de posibles pensamientos recurrentes de muerte y/o suicidio.

La persona que sufre depresión endógena se siente deprimida sin ninguna razón en particular y esto provoca sentimientos de impotencia, desesperación y frustración que pueden llevar al individuo a pensar en poner fin a su vida.

Es muy importante que ante cualquier tipo de pensamiento suicida se inicie un tratamiento adecuado cuanto antes. Nunca se debe desestimar este tipo de pensamientos.

Las personas que sufren este trastorno depresivo lo pueden padecer durante años e incluso durante toda la vida sin saber que lo tienen. A menudo no se detecta ni se diagnostica porque la persona simplemente vive con ella  asumiendo que es parte de su conducta o personalidad.

Los episodios depresivos pueden ocurrir en cualquier momento y en todas las edades. La gravedad de la enfermedad también varía ya que algunos pueden experimentar un estado de depresión severa mientras que otros pueden tener formas más leves.

Artículos relacionados:

 

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, ayúdanos a compartirlo con más personas para que se beneficien de esta información. ¡Desde ya muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!