Depresión y Ejercicio Físico 🚴‍♀️ Pedalear, una buena opción ◆

Depresión y ejercicio - Pedalear, una buena opción

Depresión y ejercicio físico… Si has llegado a este artículo seguramente te estás preguntando: ¿Cómo puede ayudarme el ejercicio físico para aliviar la depresión y ansiedad?

La mayoría de las personas sabemos lo importante que es realizar ejercicio físico de forma habitual para prevenir enfermedades y mantenernos saludables. Sin embargo, muchas veces cuesta comenzar y adoptarlo como un hábito.

En los últimos años son cada vez más las personas que han optado por adoptar la bicicleta como medo para ejercitarse, y entre las opciones disponibles en este sentido podemos mencionar algunas que tienen muchos beneficios y ventajas como por ejemplo las bicicletas estáticas.

En este artículo te hablaremos sobre los beneficios del ejercicio para la depresión y ansiedad y cómo puedes aprovechar las ventajas que te ofrecen las bicicletas estáticas.

Beneficios y ventajas de la actividad física para combatir la depresión y la ansiedad a nivel físico y mental

Beneficios de la actividad física

Como comentamos antes lo más difícil de hacer ejercicio de manera regular es comenzar y hacerse el hábito.

Para lograrlo, puede ser interesante y motivante conocer mejor cuáles son los beneficios que te reportará realizar de manera regular actividad física.

Veamos entonces los beneficios a nivel físico y mental…

Beneficios del ejercicio a nivel físico

Beneficios del ejercicio a nivel físico

Los beneficios que tiene ejercitarse de manera regular a nivel físico son muchísimos, pero quizás los más importantes son aquellos a nivel cardiovascular, metabólico y en el sistema nervioso.

Asimismo, ayuda a prevenir distintos tipos de enfermedades como la obesidad, la hipertensión, la diabetes, los problemas lumbares, y disminuye el riesgo de contraer cáncer.

Pero eso no es todo… también ayuda a mejorar la calidad del sueño (evitando problemas como el insomnio), normalmente mejora nuestros hábitos alimenticios, y suele mejorar el rendimiento sexual.

Finalmente podemos decir que hacer ejercicio físico aumenta la temperatura corporal lo cual tiene un efecto calmante algo muy positivo si se padece de depresión o ansiedad.

Estos son algunos de los beneficios del ejercicio para la depresión y ansiedad, aunque cabe destacar que incluso hay muchos más.

Beneficios del ejercicio a nivel mental

Beneficios del ejercicio a nivel mental

A nivel psicológico y emocional el ejercicio nos brinda una sensación de bienestar, ya que nuestro cuerpo genera sustancias químicas en el cerebro (tales como endorfinas y otros neurotransmisores) que mejoran el estado de ánimo y ayudan a sentirse mejor, lo cual es muy bueno en los casos en los que hay un problema subyacente de ansiedad y/o depresión.

Además, aumenta nuestra autoestima y la confianza en nosotros mism@s, y nuestra capacidad de auto-valorarnos y respetarnos.

Y si bien lo más recomendable es realizar ejercicio y actividad física de manera regular, estos beneficios igualmente se pueden disfrutar, aunque se haga de forma esporádica o aislada, y es válido tanto para niños, como para adultos y personas mayores, y en hombre y mujeres.

Otro beneficio indirecto del ejercicio físico es que normalmente suele aumentar la sociabilización lo cual es muy bueno para combatir los síntomas depresivos y ansiosos.

Depresión y Ejercicio Físico: Andar en bicicleta, una buena alternativa

Andar en bicicleta, bueno para la ansiedad y la depresión

El ejercicio ayuda a oxigenar el cerebro y, como vimos antes, a generar ciertas hormonas que combaten los estados de ánimo negativos.

Además, hay numerosos estudios que indican que específicamente andar en bicicleta produce una sensación de bienestar mayor que la que producen otros tipos de actividades físicas, ayudando a eliminar y disminuir muchos problemas psicológicos y emocionales. Por lo tanto, pedalear, ya sea en una bicicleta fija o no, es un gran aliado para combatir la depresión y la ansiedad.

Asimismo, es una actividad que no requiere de mucha concentración, especialmente cuando se trata de bicicletas estáticas, por lo que se puede hacer otras actividades como escuchar música, leer o ver una película, permitiendo que ejercitarse sea más agradable y se puede desconectar casi totalmente de los problemas que nos aquejan.

Por todo ello es que andar en bicicleta te ayudará a conseguir mantenerte en forma y saludable, no solo a nivel físico sino también mental.

Incluso, hay investigaciones que demuestran que tan solo con media hora de pedaleo por día verás grandes mejoras en tu memoria, tu capacidad de razonamiento y en tu capacidad de concentración.

Tu cerebro mientras pedaleas

Tu cerebro mientras pedaleas

Cuando andas en bicicleta suceden cosas en tu cerebro. Por ejemplo, la sangre comienza a fluir de mejor manera (no solo en el cerebro sino el todo tu cuerpo) lo que ayuda a que más venas capilares se construyan, y de esta manera fluya mejor el oxígeno.

Asimismo se incrementa la producción de proteínas que son usadas para crear nuevas células cerebrales. De este modo, pedalear de manera regular ayuda a duplicar o incluso triplicar este proceso, y también aumenta la actividad neurotransmisora, lo que permite una mejor comunicación y desempeño cerebral, y con ello una mejora en las habilidades cognitivas.

Otro de los factores a tener en cuenta es que este tipo de ejercicio físico es bueno en lo referente al proceso de envejecimiento del cerebro, ya que contrarresta y enlentece el declive natural de las funciones cerebrales, que se suele dar con el paso de los años.

Las investigaciones al respecto han encontrado que los cerebros de los adultos mayores de más de 60 años, que han practicado de manera regular actividad física, como el ciclismo, se mantuvieron más jóvenes que los de quienes no hacían ejercicio.

Recomendaciones generales sobre los ejercicios para la ansiedad y depresión

Recomendaciones generales sobre los ejercicios para la ansiedad y depresión

Para finalizar te queremos dejar algunos consejos que deberías tener en cuenta antes y durante la actividad física:

  1. Ejercítate de manera regular y moderada: Hacerlo entre 3 y 4 veces por semana puede ser ideal para comenzar. Asimismo, los expertos recomiendan rutinas de 30 o 40 minutos, a un ritmo moderado, es decir sin exigirte demasiado. Aunque por supuesto esto depende de tu estado físico actual. Por ello es bueno realizarse un chequeo antes de comenzar a hacer actividad física y que tu médico te recomiende cuánto y de qué manera hacerlo según tu situación particular.
  2. Intenta variar las actividades: Aunque te ejercites en una bicicleta estática, siempre intenta variar las rutinas, pedalear sentado, parado, lento o más rápido, etc. Esto te ayudará a no aburrirte y mejorar el entrenamiento en sí mismo y que tenga mejores efectos tanto a nivel físico como mental.
  3. Incorpora el ejercicio físico como un estilo de vida: realizar actividad física no debe ser un problema o algo que te disguste. La clave es buscar el tipo de actividad física que te sea agradable y que te permite llevarla a cabo disfrutándola.

Depresión y Ejercicio físico: Un buen complemento al tratamiento profesional

Ejercicio físico, un buen complemente al tratamiento profesional

Esperamos que ahora tengas más claro los beneficios del ejercicio físico para combatir la ansiedad y la depresión. No obstante, no asumas que es lo único que debes hacer si estás padeciendo alguna de estas enfermedades, ya que lo más importante es consultar con un profesional calificado (médico psiquiatra y/o psicólogo), y realizar un tratamiento apropiado.

Sin embargo, el ejercicio físico será un muy buen complemento a cualquier otro tratamiento que comiences o ya estés realizando.

Asimismo, una alimentación sana y balanceada, es otro pilar importante para combatir estos trastornos o desequilibrios mentales.

 

IMPORTANTE: Por favor no olvides que este artículo es solo informativo. Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicio te sugerimos que consultes con tu médico. No interpretes esta información como consejo profesional, ya que es solo educativa y no sustituye el diagnóstico ni el tratamiento médico profesional.

 

Si te gustó este artículo, quizás también te interese:

 

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, ayúdanos a compartirlo con más personas para que se beneficien de esta información. ¡Desde ya muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!