Seleccionar página
Motivación: para combatir la depresión

Motivación: para combatir la depresión

Cuando se padece una depresión la apatía suele ser la actitud más generalizada pero la práctica de ciertos ejercicios puede motivarte para conseguir llevar a cabo muchas de las cosas que te propongas, te invitamos a realizar el siguiente ejercicio incluso si no te sientes deprimida ya que te será muy útil para que te recuerdes a ti misma qué es lo que SI quieres en tu vida y qué debes eliminar de ella.

Este ejercicio te ayudará a identificar cuáles son tus deseos y aspiraciones, las cosas por las que debes luchar y esforzarte y cuáles son las cargas que debes “quitar de tu mochila” para poder volar más alto.

Ejercicio para mejorar la motivación en 3 pasos

depresion-y-trastornos-depresivos

Primer paso: Toma una hoja de papel y divídela en dos, realizando una línea vertical… Luego escribe del lado izquierdo todos los aspectos negativos de tu vida y todo lo que en general te provoca dolor. Tomate el tiempo que necesites para incluir todo lo que te provoque una sensación de frustración o insatisfacción. Empezar a identificar el dolor y reconocerlo es el primer paso para enfrentarse a él y superarlo. Si no sabes que es lo que te hace mal, nunca podrás eliminarlo de tu vida.

Segundo Paso:  Al igual que con los aspectos negativos, tendrás que escribir en la misma hoja (del lado derecho) TODO lo que te ilusiona y los sueños que realmente quieres conseguir. Nuevamente tomate el tiempo que necesites para incluir todo lo que te apasiona, lo que ya tienes y lo que quieres tener. Deja volar tu imaginación, permítete soñar en grande. Luego relájate e intenta visualiza y sentir como seria tu vida con todos estos objetivos cumplidos, esto es fundamental que lo hagas. Tus propias limitaciones mentales son el obstáculo más que te impide lograr tus sueños y metas, con este pequeño pero poderoso ejercicio empezarás a derribar esas barreras.

Tercer Paso: Guarda esta hoja en tu mesa de noche o en tu cartera y tomate a diario 5 minutos para repasar los aspectos positivos y negativos proponiéndote dejar a un lado los aspectos dolorosos para dar cabida a todos tus sueños e inquietudes positivas. Imagina como te gustaría ser y vivir en un periodo corto de tiempo, y también a largo plazo. Visualiza como te sentirías, que pensarías, como actuarias si ya tuvieras todo lo que deseas. Hacer esto no solo te hará sentir muy bien, ya que hará que tu organismo genere sustancias químicas que te darán una agradable sensación de bienestar, sino que además verás como poco a poco esas metas y sueños que ahora te parecen lejanos empiezan a verse más cercanos y posibles de alcanzar. A medida que pasen los días empezarás a tener más claro que deseas y quieres para ti y que no quieres en tu vida y podrás comenzar a plantearte objetivos pequeños que te acerquen a tus metas y te alejen de tus frustraciones y problemas.

Pregúntate frecuentemente para recordarte a ti misma: ¿Cuáles son tus metas, tus anhelos y tus deseos más profundos? ¿Y cuáles son aquellas cosas que te causan dolor y debes eliminar de tu vida?…

El ejercicio físico, aliado en la prevención y el tratamiento de la depresión

El ejercicio físico, aliado en la prevención y el tratamiento de la depresión

Es posible controlar muchos de los síntomas de la depresión mediante la práctica rutinaria de ejercicio físico adecuado, ya que favorece la relajación y contribuye a tener un mayor control en situaciones de estrés.

Cualquier tipo de ejercicio es válido: correr, caminar, montar en bicicleta, yoga, juegos de equipo y en general cualquier ejercicio cardiovascular y aeróbico leve o moderado, siempre de acuerdo a las condiciones físicas de la persona.

Consejos prácticos para reducir la depresión

ejercicio-para-combatir-la-depresion

En particular cuando se padece esta enfermedad es recomendable tener en cuenta los siguientes 5 consejos:

  • Siempre que sea posible es aconsejable hacer los ejercicios en el exterior.
  • Ejercitarte regularmente y de forma constante. Es conveniente comenzar con ejercicios suaves pocos minutos al día e ir aumentando la intensidad y el tiempo de práctica gradualmente.
  • Los ejercicios de relajación (como el yoga o el tai-chi) ayudan a eliminar la tensión muscular y mental consiguiendo con ellos un estado de paz interior y armonía con el entorno.
  • Los ejercicios de respiración también están especialmente indicados cuando se sufren episodios de ansiedad o depresión. Ayudan a evitar la hiperventilación que suele aparecer en el transcurso de estos episodios de angustia.
  • Controlar la mente mediante ejercicios como el yoga o Pilates ayuda a conseguir un estado de calma que influye positivamente para afrontar con mayor entereza los retos diarios y a ser más resolutivos.

Yoga, pilates, tai-chi, meditación, caminar, correr, nadar, montar en bicicleta… son muchas las opciones que hay a tu disposición… solo debes elegir la que más te agrade y mejor se adapte a tus aptitudes y condiciones físicas y te reporte satisfacción realizarla, y  comenzar a practicarla de manera regular.

El ejercicio físico es considerado generalmente la herramienta más poderosa para combatir la depresión.

Nutrición sana y equilibrada para combatir la depresión

Nutrición sana y equilibrada para combatir la depresión

Está demostrado que lo que se ingiere afecta al estado anímico ya que hay ciertos alimentos que influyen en el comportamiento de ciertas sustancias químicas como la serotonina.

Esta sustancia se produce en el cerebro y, en unos valores normales, es la encargada de regular el sueño, la irritabilidad, el apetito, los estados anímicos, etc.

Cuando en el organismo hay algún factor que altera los circuitos neurotransmisores, el nivel de serotonina baja dando lugar a modificaciones del comportamiento y a estados depresivos.

Por lo tanto, nutrirse correctamente es importante para el organismo tanto a nivel físico como a nivel psicológico y emocionall.

7 consejos para comer mejor y más sano

A continuación 7 recomendaciones para llevar a cabo una alimentación equilibrada que logre evitar y combatir eficientemente la depresión:

  • No someterse a dietas rigurosas que no aporten los nutrientes esenciales para el organismo, ya que esto deprime el sistema inmunológico y la capacidad de respuesta del organismo ante las adversidades.
  • Hacer 6 comidas diarias. Lo ideal es hacer 4 comidas principales que no sean muy copiosas y 2 entre-comidas para ayudar a mantener estables los neurotransmisores del cerebro y el nivel de azúcar en sangre.
  • Consumir alimentos que aporten fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes para proteger a nuestro organismo y mente. Trata de incluir los siguientes alimentos a tu dieta: frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, lácteos desnatados, pescado y carne magra.
  • Consumir alimentos ricos en ácidos grasos esenciales como el aguacate, nueces, germen de trigo, semillas y aceite de girasol, etc. Los ácidos grasos son necesarios para nuestro organismo y solo pueden conseguirse a través de la alimentación.
  • Evitar en la medida de lo posible el consumo de azucares simples y las bebidas estimulantes.
  • Incluir en cada comida al menos un alimento rico en hidratos de carbono como la patata o los cereales integrales.

En caso de ansiedad, recurrir a una entre-comida seleccionando alimentos como frutas o yogures desnatados.

 

Hierba de San Juan, Beneficios y Efectos secundarios

Hierba de San Juan, Beneficios y Efectos secundarios

La Hierba de San Juan está indicada internamente para el tratamiento de la depresión, la ansiedad, terrores nocturnos, trastornos neurovergetativos asociados al climaterio, euneresis, espasmos gastrointestinales, disquinesias biliares, gastritis, diarreas, ulcus gastroduodenales, asma, colon irritable, varices, fragilidad capilar y hemorroides.

La hipericina presente en esta hierba produce un efecto antidepresivo, al inhibirse la acción de la monoamino oxidasa (IMAO) tras su consumo, la hiperforina es un tranquilizante suave.

Su aceite esencial y los taninos le otorgan una acción antiséptica, cicatrizante y astringente; los flavonoides, provocan un efecto colagogo, espasmolítico y vitamínico P (venotónico, vasoprotector capilar).

Hierba de San Juan como Antidepresivo: Se han hablado muchas cosas de este tema, en donde se ha podido demostrar que la presencia de hipericina le confiere propiedades que resultan ser antidepresivas para casos leves. Esta sustancia actúa sobre el organismo de manera muy similar a como lo llega a hacer cualquier droga de síntesis sin presentar los inconvenientes que presentan las mismas.

Hierba de San Juan como Tónico nervioso: Su uso durante largas instancias de tiempo entiéndase entre unos 4 y 6 meses suele constituir un tónico que repara el sistema nervioso. A diferencia de otros sedantes, la hierba de san Juan no tiene efectos negativos derivados por la acumulación de toxinas en la sangre, sobre todo para el hígado.

Hierba de San Juan como Digestivo: Es un buen remedio cuando aparece la acidez gástrica y, más aun, en el tratamiento de la úlcera que se produce en el estómago, vómitos y diarreas.

Uso externo de la hierba de San Juan: Su riqueza en taninos ha transformado a esta hierba desde antaño en una de las mejores armas para la curación de las quemaduras o llagas y cicatrización de heridas. Le podemos considerar como un antibiótico de la Edad Media, por la gran importancia que tuvo esta hierba en la curación de las heridas producto de la guerra. En el siglo XVI se la llamó Hierba de las heridas y luego la Hierba militar.

Efectos secundarios de la hierba de San Juan: El uso interno de la hierba de san Juan debe ser suspendido si se toman otros medicamentos pues presentaría muchas incompatibilidades con los barbíturicos, narcoticos, antidepresivos, inhibidores de la acidez, entre otros. En cualquier caso, si se ha de ingerir algún medicamento o se está tomando alguno, lo mejor sería consultar al médico antes de emprender estas curas que se realizan con esta planta.

Toxicidad de la hierba de San Juan: La hipericina al tener contacto con la luz solar suele producir efectos de fotosensibilización en la piel que ha sido aplicada. Por ello es aconsejable que, en caso de seguir un tratamiento de uso externo con esta planta, la piel no debe ser expuesta a los rayos de luz solares. No deben ingerirse preparados de esta hierba durante el período de embarazo.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo asociados a la depresión y como se la trata?

¿Cuáles son los factores de riesgo asociados a la depresión y como se la trata?

Son múltiples los factores de riesgo asociados a la depresión: biológicos, genéticos, traumas, etc. La carga genética, contra la que poco se puede hacer, es un factor de riesgo que puede llevar a padecer depresión. Existen determinados genes en nuestras cadenas de ADN cuya carencia o presencia puede desencadenar la aparición de la enfermedad.

La alimentación también puede afectar en mayor o menor medida a los estados de ánimo.

Al respecto, los médicos aconsejan una alimentación equilibrada; puesto que el cerebro es el órgano del cuerpo que más recursos energéticos consume y una alimentación deficiente altera su funcionalidad.

Por otra parte, una baja autoestima, un estado anímico en que nos minusvaloramos y la caída en bucles de pensamientos negativos, supone un riesgo de padecer depresión.

Sufrir un acontecimiento traumático y no superarlo es una causa probable de depresión, por ello es fundamental mantener un estado mental sano, fomentando pensamientos positivos y no dejándose avasallar por ideas negativas, sino por el contrario buscar alternativas a los retos diarios y soluciones adecuadas para cada individuo y su problemática particular.

¿Qué medicamentos se utilizan para tratar la depresión?

depresion y medicamentos para tatarla

Las distintas formas de depresión que se pueden dar en las personas se tratan de diversa manera una vez se diagnostican. A veces, algunas sesiones de psicoterapia son suficientes para superar el estado anímico bajo o depresivo en el que un individuo puede estar sumido.

Sin embargo, en muchas ocasiones la medicina aconseja el uso de tratamiento farmacológico para paliar los efectos negativos de la depresión y de los síntomas de la depresión y procurar la recuperación del paciente.

Los antidepresivos son unos de los medicamentos más eficaces para el tratamiento de la depresión cuando ésta alcanza estados patológicos. Estos medicamentos se administran al paciente en atención, especialmente, a los efectos secundarios que presentan y considerando la coexistencia de la depresión con enfermedades ajenas a la misma.

La mayoría de los antidepresivos que se utilizan para combatir la depresión están relacionados con la inhibición de determinadas sustancias que intervienen en los neurotransmisores.

Cuando la depresión se diagnostica como de origen orgánico algunas de sus causas están relacionadas con la capacidad de las células cerebrales (neuronas) para comunicarse entre ellas. Por lo que algunos medicamentos antidepresivos actúan sobre el sistema neurológico.

No obstante, cuando la decadencia del estado anímico viene dada por situaciones no orgánicas, como estrés o cansancio, la primera solución pasa por aportar al organismo las vitaminas y nutrientes esenciales que necesita para desarrollar una actividad normal. Esto ya se sabía desde antaño, llegando a la actualidad a través de la medicina tradicional, como es el consumo de ginseng o jalea real.

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, al igual que la mayoría de los sitios web, para brindarte la mejor experiencia de usuario posible de conformidad con el Reglamento Europeo de Protección de Datos. Si continúas navegando consideramos que Aceptas su uso tal y como establece nuestra Política de Cookies y nuestra Política de Privacidad, pincha en los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Don`t copy text!