Seleccionar página

Tipos y síntomas de depresión en mujeres [Todo lo que debes saber]

Tipos y síntomas de depresión en mujeres

¿Es más común la depresión en mujeres que en hombres? ¿Qué se puede hacer al respecto? Te lo contamos todo a continuación…

Las personas deprimidas no solo se sienten tristes, también tienen problemas de comportamiento, a nivel de actividad y de pensamiento. La depresión es la principal consulta de atención primaria y el primer motivo de atención psiquiátrica.

Asimismo, es la principal causa de discapacidad a nivel mundial. Además, las mujeres son mucho más propensas a padecerla que los hombres. Y es más común en personas jóvenes que en mayores.

En muchos casos, el tratamiento con psicofármacos y/o psicoterapia aliviará parcial o totalmente los síntomas. Y una vez superados los síntomas de la depresión, en la mayoría de los casos, se debe continuar con un tratamiento farmacológico durante el tiempo que sea necesario para poder evitar así posibles recaídas. E incluso en casos graves puede que sea necesario prolongar el tratamiento de por vida.

Tipos de depresión en mujeres

Tipos de depresión en mujeres

La depresión puede clasificarse de modo general en tres tipos:

  1. Depresión mayor, que conlleva un fuerte componente genético y más influencia de factores externos. Suele aparecer de manera recurrente y, a veces, puede tener cierta relación con la estación del año.
  2. Depresión reactiva, que es provocada principalmente debido a una incapacidad para adaptarse a las diversas circunstancias socioambientales estresantes.
  3. Depresión endógena, no suele aparecer con los síntomas habituales. Más bien se manifiesta como somatizaciones o cambios en los comportamientos.

La depresión provoca sentimientos de tristeza e incluso pensamientos suicidas. Suele aparecer como único síntoma en pacientes que aún no sufren una depresión mayor.

El tratamiento de la depresión en mujeres consiste muchas veces en tomar antidepresivos y/o realizar psicoterapia, lo cual dependerá de la gravedad del caso.

 

No obstante, en ocasiones el diagnóstico y posterior tratamiento se retrasa debido a que muchas mujeres jóvenes, y no tan jóvenes, no quieren pensar en lo que supone experimentar todos estos problemas, y mucho menos hablar de ellos con otras personas.

Depresión debida a la menopausia

Menopausia

Es muy frecuente que se sienta pena cuando se deben afrontan cambios en el cuerpo y la psiquis, como así también cambios en las relaciones e incertidumbre y desesperanza sobre el futuro. Todo lo cual es bastante común en la menopausia.

De manera que no es raro que las mujeres menopáusicas suelan sentirse tristes, solas, enfadadas e irritables, apareciendo la depresión en mujeres.

 

Estas emociones son naturales a medida que las mujeres atraviesan los cambios asociados a la menopausia y al proceso de envejecimiento. Esto provoca muchos problemas, como sofocos, cambios de humor, depresión, insomnio, fatiga, deterioro cognitivo, disfunción sexual y pérdida de fertilidad.

Son numerosos los cambios físicos y psicológicos que se producen en los años de la perimenopausia, y de la menopausia propiamente dicha, y saber cómo prepararse para esta nueva fase de la vida es clave para tener una mejor calidad de vida.

Además, las mujeres suelen experimentar síntomas depresivos con mayor frecuencia y facilidad que los hombres cuando se encuentran en el periodo posmenopáusico (es decir, el período posterior a la menopausia).

Depresión posterior al nacimiento de un bebé o depresión posparto

Depresión posparto

Si durante el embarazo te sientes triste o tienes pensamientos negativos, puede que estés sufriendo una depresión. El embarazo puede desencadenar estos síntomas.

Se estima que la depresión afecta a una de cada diez mujeres embarazadas, pero este porcentaje incluso podría ser mayor. Sin embargo, es frecuente que las futuras madres no piensen en ello porque ven la depresión como parte de los síntomas del embarazo.

A muchas mujeres embarazadas les cuesta centrarse en su propia salud. Se olvidan de comer bien, hacer ejercicio y, en general, de cuidarse.

Después de dar a luz, algunas mujeres pueden padecer un tipo de depresión que es llamada “depresión posparto”.

“La maternidad es una experiencia extremadamente compleja y única, por lo que los motivos por los que se pueden desencadenar síntomas de depresión a raíz de esta experiencia son muy variados”, afirma María Casadamón, psicóloga perinatal y terapeuta familiar del Centro Maternalia de Santa Rosa.

El embarazo genera diversos cambios en el cuerpo (y también en la psiquis) de la mujer, que pueden tener un profundo impacto en su comportamiento. De hecho, estos comportamientos son necesarios para establecer el vínculo con el bebé.

Razones por las cuales la depresión afecta mayormente a mujeres

La depresión afecta mayormente a mujeres

La incidencia de la depresión en las mujeres es de dos a tres veces superior a la de los hombres, y la mayoría de los episodios se producen durante los años reproductivos.

Es importante buscar ayuda para la depresión durante estos años para evitar complicaciones graves tanto para la madre como para el niño.

Cada año se diagnostican con depresión unos 73 millones de mujeres en todo el mundo y el suicidio es la séptima causa de muerte entre las mujeres de 20 a 59 años.

Hay muchas razones por las que las mujeres son mucho más propensas a sufrir depresión que los hombres. Entre ellas están las hormonas, la genética y los factores socioambientales.

  • La predisposición genética, es decir, los antecedentes familiares de depresión, afecta por igual a hombres y mujeres, pero los datos parecen indicar que las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar una depresión si han sufrido un trauma en la infancia.

Hay pruebas de que la química del cerebro puede ser un factor importante en la depresión, tal vez debido a las diferencias morfológicas en la estructura del cerebro que podrían estar relacionadas con una mayor o menor susceptibilidad a la enfermedad.

Para una mujer de cualquier edad, los cambios de humor severos pueden comenzar en la adolescencia y conducir a graves problemas emocionales.

También cabe destacar que, si bien tanto niños como niñas tienen la misma probabilidad de padecer depresión, ésta es más común entre los que crecen en situaciones difíciles.

El problema de los cambios hormonales femeninos

En ocasiones, el embarazo puede desencadenar este trastorno. Los cambios hormonales y físicos ya son un reto de por sí, pero cuando se añade la responsabilidad adicional de convertirse en madre, puede resultar muy difícil para muchas mujeres.

La depresión posparto puede producirse al tener un bebé, después de un aborto o tras un aborto espontáneo. Puede durar semanas o meses. Y es considerado uno de los trastornos afectivos más incapacitantes y debilitantes.

 

La mujer puede sentirse deprimida, irritable, ansiosa o incluso con tendencias suicidas.

Conclusión

Conclusión

Como hemos visto, los episodios depresivos pueden seguir a un acontecimiento estresante, y las mujeres tienen más probabilidades de sufrir una depresión durante uno de estos acontecimientos.

Algunas mujeres también son susceptibles de sufrir depresión debido a su papel en la sociedad y la presión que ello implica. Ya que suelen tener una serie de otros factores de estrés y responsabilidades en el hogar y el trabajo, como criar a los hijos, cuidar de los padres ancianos o encargarse de las tareas y los deberes del hogar, y compatibilizar todo eso con sus actividades laborales y profesionales.

Lo más importante es que ante cualquier duda sobre si se puede estar padeciendo una depresión se busque ayuda profesional. La depresión es altamente tratable, y en la mayoría de los casos se consiguen muy buenos resultados, pero si no se trata tiende a empeorar con el tiempo.

 

IMPORTANTE: No uses esta información como sustituto del consejo médico. Consulta con un profesional ante cualquier duda relacionada con tu salud.

 

Fuentes consultadas:

  • ADAA. (2020). Women and Depression. Recuperado de: https://adaa.org/find-help-for/women/depression
  • Mayo Clinic. (29 de enero de 2019). Depression in women: Understanding the gender gap. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/depression/in-depth/depression/art-20047725
  • Mental Health America. (2021). Depression In Women. Recuperado de: https://www.mhanational.org/depression-women
  • NIH. (2020). Depression in Women: 5 Things You Should Know. Recuperado de: https://www.nimh.nih.gov/health/publications/depression-in-women
  • Psycom. (21 de mayo de 2021). Depression in Women: Types, Causes, Symptoms, and Treatments. Recuperado de: https://www.psycom.net/depression.central.women.html
  • WebMD. (2021). Depression in Women.  Recuperado de: https://www.webmd.com/depression/guide/depression-women
  • WHO. (2021). Gender and women’s mental health. Recuperado de: https://www.who.int/teams/mental-health-and-substance-use/promotion-prevention/gender-and-women-s-mental-health

 

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, ayúdanos a compartirlo con más personas para que se beneficien de esta información. ¡Desde ya muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!