Según el Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV) se pueden diferenciar tres categorías trastornos depresivos:

  • Trastorno depresivo mayor
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno distímico

En este artículo nos ocupamos del trastorno depresivo mayor y del trastorno bipolar. Debido a que estos dos tipos de depresión son diferentes, requieren, también, tratamientos diferentes.

Síntomas del Trastorno Depresivo Mayor

trastorrno depresion mayor

Los síntomas del trastorno depresivo mayor implican:

  • Tristeza persistente.
  • Llanto excesivo.
  • Pérdida del placer por las actividades que antes se disfrutaban.
  • Dormir mucho o demasiado poco.
  • Baja energía.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Pérdida de apetito o comer en exceso.
  • Sentimientos de inutilidad y desesperanza.
  • Problemas físicos que no se deben a una enfermedad física o lesión como dolores de cabeza o problemas digestivos.
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Síntomas del Trastorno Bipolar

depresion bipolar

El trastorno bipolar es un trastorno emocional caracterizado por cambios cíclicos que van de la depresión a la manía. Durante los episodios de manía se producen sentimientos de euforia, conducta temeraria, energía excesiva, necesidad de dormir poco y hablar demasiado, pensamiento acelerado, dificultad para concentrase, irritabilidad extrema y comportamiento agresivo.

Un episodio depresivo maníaco puede durar días, semanas, meses e incluso años.

Tratamientos disponibles para estos trastornos

tratamiento de los desordenes del animo Es esencial observar que el tratamiento para estos dos tipos de depresión es diferente. En ambos los factores biológicos como la genética y los factores psicológicos como el estrés juegan un papel importante en la causa de la depresión.

Para aquellas personas diagnosticadas con trastorno depresivo mayor los medicamentos antidepresivos suelen ser muy eficaces. Otros tratamientos involucran la terapia electro-convulsiva. A veces las terapias interpersonal y cognitivo-conductual también son utilizadas.

Los tratamientos para el trastorno bipolar a menudo incluyen tanto medicación como psicoterapia. Hay diferentes tipos de medicamentos que se utilizan para tratar el trastorno bipolar, incluyendo medicamentos para controlar los síntomas maníacos y síntomas depresivos o medicamentos que ayudan a estabilizar el estado de ánimo del paciente.

La psicoterapia también se utiliza en el tratamiento del trastorno bipolar. La terapia cognitiva se centra en cambiar los patrones de pensamientos inadecuados o negativos, la terapia conductual se centra en los comportamientos actuales y terapia interpersonal se centra en las relaciones actuales que pueden afectar a la enfermedad.

La psicoeducación ayuda al paciente y a su familia a entender la enfermedad y reconocer los síntomas. La terapia interpersonal se centra en las rutinas diarias que pueden promover la estabilidad emocional. La línea de tratamiento depende de las necesidades del paciente, que suele trabajar con profesionales de la salud que supervisan el cuidado de éste, manteniendo el contacto personal con los demás para ayudar a asegurar el progreso continuo de los mismos.

En los dos casos anteriores, es muy importante que no se interrumpa el tratamiento de la depresión por decisión propia, si se tienen preocupaciones acerca de la medicación antidepresiva o si se siente que el tratamiento no está funcionando, se debe hablar abiertamente con el médico.

Este artículo es solo para fines educativos, si se tiene alguna duda con respecto al estado de salud, se debe consultar con un médico, el cual podrá asesorar e indicar los tratamientos más apropiados para cada caso en particular.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest