Trastorno Disfórico Premenstrual

Trastorno Disfórico Premenstrual

Existe un pequeño porcentaje de mujeres -entre el 2% y el 9% de las mujeres que experimentan el síndrome premenstrual- que tienen síntomas tan severos que pueden interferir con su vida cotidiana; estos síntomas son caracterizados por estados depresivos, irritabilidad y tensión.

Cuando los síntomas del Síndrome Premenstrual son muy extremos y graves se le da el nombre de Trastorno Disfórico Premenstrual.

Los síntomas de este trastorno suelen agravarse dos semanas antes de que comience el ciclo menstrual. Estos síntomas generalmente desaparecen o se reducen significativamente cuando comienza la menstruación. Los síntomas que sufren quienes padecen este trastorno son tanto físicos como emocionales.

Causas del Trastorno Disfórico Premenstrual

Los expertos consideran que los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual juegan  un papel importante. Muchas mujeres que padecen otros trastornos psicológicos como el Desorden Afectivo Estacional, la Depresión Mayor o trastornos de ansiedad suelen tener el Síndrome Disfórico Premenstrual.

También existen otros factores que pueden influir en la aparición de este trastorno: el exceso de peso, beber demasiada cafeína, el sedentarismo, el tabaquismo, los trastornos de alimentación y el alcoholismo.

Síntomas del Trastorno Disfórico Premenstrual

En general los síntomas del Síndrome Disfórico Premenstrual son similares al Síndrome Premenstrual, aunque más severos y debilitantes e incluyen al menos un síntoma relacionado con el estado de ánimo.

Los síntomas son los siguientes:

  • Ataques de pánico.
  • Pensamientos suicidas.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Sentimiento de tristeza o desesperanza.
  • Sentimientos de tensión o ansiedad.
  • Comer en exceso.
  • Problemas para dormir.
  • Desinterés en las actividades habituales.
  • Cambios de humor.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Llanto.
  • Irritabilidad.
  • Síntomas físicos, tales como dolor de cabeza y dolor en las articulaciones o los músculos.

Los síntomas se presentan en la semana previa a la menstruación y generalmente mejoran en unos pocos días después de la misma.

Tratamiento del Trastorno Disfórico Premenstrual

Para tratar este trastorno lo primero que puede ser necesario son los cambios en el estilo de vida. Es importante que tengas un estilo de vida saludable. Intenta tener una dieta balanceada y hacer ejercicio regularmente.

Tambien es importante que lleves un registro de los síntomas que tienes, su severidad y duración.

Los antidepresivos pueden ser útiles, dependiendo de la severidad de los síntomas. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir los antojos de alimentos, estabilizar el estado de ánimo y aliviar los problemas de sueño.

El médico puede optar entre mantener una dosis baja constante durante todo el mes o utilizarlos solo entre el momento de la ovulación y el comienzo del período.

La psicoterapia también puede ayudar. Especialmente la terapia cognitivo conductual que puede utilizarse sola o en combinación con los antidepresivos.

Después del diagnóstico y tratamiento adecuados, la mayoría de las mujeres con Síndrome Disfórico Premenstrual sienten que sus síntomas desaparecen o caen a niveles tolerables.

Importante: En caso de que los síntomas interfieran con tu vida diaria o tengas pensamientos suicidas, realiza inmediatamente una consulta con tu médico.

 

Artículos relacionados:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest