La bipolaridad es un trastorno mental que afecta a una persona emocionalmente causando cambios radicales de ánimos muy intensos y espontáneos, variando las emociones como si se tratara de un interruptor que cambia sin previo aviso de un estado alegre y motivado, a uno irritable y deprimente sin motivo aparente.

Este trastorno afecta tanto a hombres como a mujeres, principalmente comenzando a partir de su adolescencia o a partir de los 25 años de edad. Aún no se sabe con exactitud qué es lo que produce esta enfermedad mental, pero por el momento se sabe que puede ser hereditaria aunque no necesariamente de padres e hijos, puede presentarse en cualquier generación sin respetar un orden.

De acuerdo a las observaciones científicas, se dice que la bipolaridad puede ser desencadenada por algunos factores como el parto, el consumo de fármacos antidepresivos o drogas, también la falta de sueño o insomnio puede dar lugar a padecer bipolaridad.

Los síntomas de la depresión bipolaridad suelen ser bastante evidentes ya que se tratan de estados de ánimos muy marcados que incluso puede llegar a impactar a la persona que sea testigo de la conducta de un bipolar, también comienza a afectar la vida cotidiana de quien la padece:

  • Falta de concentración en lo que hace, suele distraerse con bastante facilidad por lo que se le dificulta terminar de hacer una tarea determinada.
  • Puede tener episodios eufóricos donde quiera siempre participar en las actividad, ya que mantenerse haciendo algo ayuda a gastar esas energías y motivación que siente, ya sea haciendo un deporte, realizando proyectos de manera impulsiva como pintar la casa, hacer limpieza profunda en la casa a pesar de estar limpia.
  • A pesar de estar en un estado motivado y feliz, no puede evitar controlar su temperamento por lo que puede saltar de feliz a irritado de un instante a otro sin motivo aparente.
  • Tras haber estado motivado puede pasar a un estado depresivo profundo que provoca llanto, frustraciones, baja autoestima.
  • La fatiga puede atacarlo en cualquier momento, causando querer permanecer todo el día en la cama o sin hacer nada.
  • A pesar de querer estar con muchas personas y en fiestas durante su periodo positivo, puede tender inmediatamente a sentirse ganas de aislarse de las personas e incluso a tener baja autoestima y pensamientos suicidas.
  • Puede presentar insomnio y también sueño excesivo.
  • Pérdida de peso o aumento excesivo de peso.

Se puede tratar por medio de medicinas especializadas en el trastorno bipolar que van desde estabilizadores emocionales para evitar los altibajos extremos frecuentes, también la psicoterapia puede ser de gran ayuda tanto a la persona con bipolaridad como a la familia para poder informarse sobre cómo ayudar a la persona en cuestiones de cómo dormir bien, cómo tomar las medicinas, como observar los síntomas, como sobrellevar la enfermedad, etc.

La comprensión y el apoyo de la familia y amigos es vital para que la persona con bipolaridad pueda vivir de una mejor manera con ayuda de los médicos y personal profesional que mejorarán su calidad de vida.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest